La Semana Santa en León, tradición y fe

Verónica Martínez Caballero.

En Castilla León y el sur de España es donde se encuentran más diferencias en la celebración de la Semana Santa. Flickr/ Sea Pigeon

Comienza la Semana Santa leonesa y con ella ese olor a incienso y flores que recorre las calles de la ciudad. Ese sonido de cornetas y tambores que se escuchan cuando paseas y que nos recuerdan que comienza una de las tradiciones que más se vive en esta tierra.

El trabajo y esfuerzo de las cofradías y hermandades se ve recompensado en estos días en el que todos los leoneses se unen para ver su Semana Santa que figura dentro de las más bonitas de España y ha sido declarada de Interés Turístico Internacional.

Es uno de los acontecimientos que el Viejo Reino, espera con mayor interés. Nunca se termina de trabajar en tronos, imágenes, cambios de recorridos procesionales y un sin fin de aportaciones que hacen que cada año esta celebración sea mucho más grande.

Todos los que han vivido la Semana Santa leonesa saben que se siente algo mágico e indescriptible que envuelve la ciudad en estos días. Por ello no se considera solo recogimiento y silencio, no es solo arte en cada uno de los pasos guiados por los papones leoneses (nombre que reciben los cofrades en esta tierra), ni tampoco su devoción. La Semana Santa en León es mucho más. Es pasado, presente y futuro.

El Viernes de Dolores ya comienzan los actos con la Procesión de la Dolorosa, donde los cofrades llevan la cara descubierta. Le sigue el Sábado de Pasión, ya con capillos que tapan la identidad de los papones leoneses. En esta ocasión son cuatro los actos de los que se puede disfrutar, destacando la Procesión Jesús de la Esperanza, organizada por la Cofradía de Jesús Sacramentado.

El Domingo de Ramos es cuando comienza el verdadero ajetreo de esta Semana Santa. Son cuatro las procesiones que los leoneses pueden ver en este día en el que destaca la Procesión de Cristo del Gran Poder, organizada por la cofradía con el mismo nombre y también la procesión de Nuestro Señor Jesús de la Redención, en la que la noche hace que resalte la belleza de los tronos e imágenes rodeados de velas que ensalzan las sombras en las calles de la zona antigua de León.

El Lunes Santo destaca la Procesión de la Pasión, donde las tres cofradías más antiguas de la ciudad se unen para dar lugar a uno de los momentos más bellos de la Semana Santa leonesa. La Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad, fundada en el Siglo XVI, El Dulce Nombre de Jesús Nazareno, creada en 1611 y por último la Real Cofradía del Santísimo Sacramento de Minerva y la Santa Vera Cruz de 1612. Tantos siglos de tradición no podían defraudar y es una de las ocasiones en las que se une con mayor fervor el arte y la fe.

Llegamos así al Martes Santo, donde se repite cada año uno de los momentos más emotivos de la Semana Santa leonesa, El Perdón. Frente a la Catedral se puede ver como uno de los presos de las cárceles leonesas es indultado. Cada año es mayor la expectación que genera este acto, sin duda uno de los más bonitos de esta Semana Santa. El Abad de la cofradía en nombre de todos sus hermanos proclamará ante la imagen del Cristo del Perdón y ante el pueblo leonés la solicitud del perdón a favor del preso para el cual se pide el indulto, de obtenerse, el preso ya en libertad se incorpora al acto procesional hasta que este finaliza.

El Miércoles Santo destaca la Procesión Jesús Camino del Calvario, organizada por La Agonía de Nuestro Señor y que como cada año recorrerá las calles de la ciudad llenándolas de olor a incienso. El Jueves Santo llega con una de las procesiones más bonitas y es que la cofradía del Santo Cristo del Desenclavo comienza sus actos penitenciales. La procesión de las Tinieblas y el Santo cristo de las Injurias recorre las calles de la zona antigua totalmente en silencio, los papones tienen prohibido hablar y solo se escuchan los sonidos de las cornetas y tambores que se unen a las carracas, instrumento típico de la ciudad.

El Viernes Santo se realiza una de las procesiones con mayor número de imágenes de la Semana Santa, la Procesión de los Pasos organizada por la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. Uno de los momentos más bonitos de este acto es El Encuentro entre San Juan, el Nazareno y la Dolorosa, frente a la Plaza Mayor de León, un marco incomparable para un momento único.

Así llegamos al Sábado Santo, día en el que el Santo Cristo del Desenclavo realiza su principal actuación en la Semana Santa leonesa. La Iglesia de San Isidoro, uno de los lugares más bellos de la ciudad, es testigo del desenclavo. Mientras que la imagen de Nuestra Madre María Santísima del Desconsuelo es arrodillada por las paponas la cofradía, El Santo Cristo del Desenclavo es descendido de su cruz y trasladado a su urna, en la que prosigue el acto procesional. Es uno de los momentos que más público atrae alrededor de las 18:30, la Puerta del Perdón verá como las paponas de esta cofradía cantan las yagas a su Cristo y este desciende a su son.

El Domingo de Resurrección termina un año más esta emotiva semana en la que los leoneses pueden disfrutar de la magia en sus calles. A las 10 de la mañana, la Catedral es el fondo en el que se producirá El Encuentro que dará fin a la tradición y la fe leonesa. Entre aplausos y lágrimas se realiza este acto organizado por la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero. Al acto le sigue una Misa Pontifical oficiada por el Sr. Obispo de la Diócesis en la Santa Iglesia Catedral.


Coméntalo en redes sociales