Siria desde dentro

periodistas y corresponsales en Siria unen fuerzas y vivencias para plasmar catorce historias que retratan el lado mas crudo, humano, y cotidiano del conflicto

Antonio Pampiega

Antonio Pampliega

“La gran mayoría del personal médico ha huido atemorizado. El régimen los persigue y los mata junto a sus familias para que sirvan de ejemplo al resto. Somos más peligrosos que los rebeldes porque nosotros podemos hacer que un combatiente herido vuelva a luchar. A ojos del régimen somos vulgares criminales y nos persiguen como si fuésemos perros”. Declaraciones como estas son solo algunas de  las que se pueden encontrar en Siria. Más allá de Bal Al-Salam. Un proyecto editorial en el que se han embarcado varios periodistas freelance y corresponsales que han vivido el conflicto sirio en primera persona, y que quieren mostrar la cara oculta, humana, detrás del conflicto.

Uno de ellos es Antonio Pampliega, exalumno de Periodismo en la UEM. “El proyecto surgió después de un ataque en Alepo”, señala. “Una serie de periodistas, de distintos países, españoles, italianos, australianos,  nos dimos cuenta del desconocimiento que existe sobre el grado de violencia y barbarie en el conflicto sirio, con el que nosotros al igual que el resto de la población teníamos que convivir a diario. De ahí surgió la idea de que cada uno en su especialidad, aportase su granito de arena para hacer más visible esta realidad”. Los fotógrafos cedieron sus instantáneas y los periodistas, sus vivencias, condensándolas en catorce historias narradas en primera persona, un punto de vista muy personal y visceral para narraciones en donde nos encontramos lo más cruento de la guerra. ”Se trata de contar lo que esta pasando en Siria, pero no hablando de política  sino dando voz a aquellos que no tienen voz, enseñar el conflicto desde un enfoque que los medios de comunicación no muestran, porque no interesa”. Historias en las que, como la que ha aportado el propio Pampliega, se narra con crudeza la difícil situación a la que se enfrentan a la vida cotidiana  los ciudadanos en Siria. Un  enfoque que  Pampliega asegura que no interesa, pero que, sin embargo, se contradice con la rapidez con la que han encontrado apoyo y respaldo económico para lanzar adelante esta aventura editorial que está financiada a través de crowdfunding. Setenta y cinco apoyos se requerían para este proyecto y, de momento, ya llevan ciento cincuenta, conseguidos en los primeros 3 días de campaña de los cuarenta y cinco previstos, y que aún admite apoyos. Algo que el periodista nos justifica: “la gente ya está cansada del breaking news , siempre las mismas historias, y la culpa al final la tienen los medios, por contar siempre lo mismo. La gente busca historias mucho mas profundas, con nombres y apellidos, de largo recorrido. Este tipo de proyectos autofinanciados es una vía de escape para que la gente busque otro tipo de información”.

Con el proyecto  quieren   ayudar a cambiar la situación que han visto en Siria con algo más que con este libro. Por eso, el dinero sobrante de todos los apoyos recibidos irá destinado a medicinas para el Hospital Darsifa,en Aleppo, el mas importante de la capital. Un apoyo y una ayuda muy necesarios para acabar con algunas de las realidades con las que se han tenido que enfrentar y convivir estos reporteros y que se recogen en esta obra. Escalofriantes relatos a los que la gente tendría que acercarse para conocer las atrocidades de una guerra.  “En los hospitales vimos como les cosían la cara a los niños, sin anestesia, porque no tienen. Niños que llegan con amputaciones severas, en estado de shock, y los médicos no pueden hacer absolutamente  nada”.

Un hospital de Darsifa que ha sido recientemente destruido y que les ha afectado.“Se te saltan las lágrimas, porque ves las imágenes y ves el grado de devastación que ha habido, y piensas que muchas personas con las que has convivido y sufrido ahí en el hospital, porque los periodistas nos refugiábamos ahí, probablemente estén muertas”, recuerda Pampliega, “esa gente se ha jugado la vida, han dado la cara por nosotros, y son los que más y mejor atienden a los heridos, y por eso queremos apoyarles de cualquier forma que nos sea posible”.

Guillermo Mendiguren


Coméntalo en redes sociales