Cecilia Ballesteros: “Periodísticamente estamos haciendo mal las cosas”

La editorial Debate, de Random House Mondadori ha presentado en la nueva librería La Central, “Queremos saber”, un libro que cuestiona qué está pasando con el periodismo de ahora. Para ello, 12 periodistas han colaborado para poder responder a una pregunta que muchos del oficio se la hacen constantemente.

Borja Espinoza. Foto: Borja Espinoza

Actualmente la crisis económica que azota a toda España ha coincidido con la crisis en los medios de comunicación y por tanto del periodismo, obligado a adaptarse a la nueva realidad digital. En toda crisis es necesario hacer recortes. Se decide suprimir lo más caro y no lo menos necesario. Los periodistas internacionales se quejan mucho en este aspecto ya que les afecta como a los que más.

En la presentación del libro «Queremos Saber»

En la presentación del libro no pudieron estar los 12 autores por cuestiones laborales. Sí estuvieron:  Javier Espinosa, periodista que ha cubierto más de una quincena de conflictos bélicos en cuatro continentes y que en los últimos dos años ha sido testigo de todas las revueltas árabes salvo la de Túnez; Ramiro Villapadierna, corresponsal especializado desde hace 22 años en Europa Central, Balcanes, historial del socialismo y del nacionalismo; Pilar Requena del Río, redactora de los Servicios Informativos de TVE desde 1987; Mayte Carrasco, reportera de guerra freelance y profesora, fue premiada como mejor corresponsal en el  extranjero en 2011 por el Club Internacional de Prensa (CIP); Cecilia Ballesteros, periodista que se dedica a la información internacional desde que debutó en el diario El Sol en 1990.

Para la presentación cada uno presentó sus sensaciones y su opinión respecto al libro. Comenzó Javier Espinosa, diciendo que respecto a la lista de los 12 periodistas que han colaborado en el libro podrían haber sido cualquiera. Eso sí. Sí los “jefes” hubieran visto su trabajo ya no serían sus jefes o ellos ya no serían sus trabajadores. Defiende la idea de que una de las razones o uno de los culpables de esta crisis en el periodismo están en los gestores de contenidos que venden lo que no interesa, o lo que tiene más morbo. Ha llegado un momento en el que el lector ya no encuentra lo que busca, básicamente porque nos hemos limitado a contar siempre lo mismo pero con diferentes voces o diferentes firmas en los artículos. Los propios periodistas tenemos que defender nuestros derechos e informar con total libertad. Sin coacción.

Pilar Requena del Río.

Otra de las autoras del libro, Pilar Requena del Río recordó a compañeros que ya no están, como Ricardo Ortega. Unas voces que ya no vamos a volver a oír porque defendieron la profesión sin ningún miedo. Contando la verdad. Contando lo que ocurría. Contando la noticia. También quiso manifestar su apoyo a compañeros que lo están pasando mal por la crisis (El País, El Mundo, EFE) y cargó duramente contra los altos cargos de las empresas como Juan Luis Cebrián. Según el vicepresidente de la Sociedad Española de Radiodifusión y de Prisa TV la jubilación en esta profesión llega a los 50 años. A partir de esa edad ya no son perfiles para los medios digitales. Unas palabras a la que la periodista respondió con cierta ironía diciendo: “Si yo estoy en la tercera edad (según él), Juan Luís está en la tercera, en la cuarta o en la quinta”.

Respecto a las diferencias del periodismo de aquí y el internacional hay grandes diferencias. La prensa internacional tiene otro punto de vista de lo que es la información. Saben cómo tratarla y cómo explicarla. Aquí vendemos mal la información. Es más, allí nunca publicarían lo que se publica aquí. Defienden que los becarios deberían tener las mismas oportunidades que se tenían antes pero con la crisis económica no es posible o no les interesa que sea posible.

En cuanto a los reporteros freelance es un trabajo que requiere mucho esfuerzo. Se trabaja para muchos medios de comunicación ganando lo básico para sobrevivir. Es muy triste y más aun si te dedicas a cubrir conflictos bélicos. Actualmente el enviado especial está desapareciendo no porque sea muy caro y no haya dinero. Sí lo hay pero para ese tipo de cosas no.

7 días en La Habana (7 días, 7 directores)

Benicio Del Toro, Pablo Trapero, Julio Medem, Elia Suleiman, Gaspar Noé, Juan Carlos Tabío y Laurent Cantet firman esta obra creada para promover la cultura cubana contemporánea a través de una iniciativa de la marca Havana Club.

 

Gianluca De Vit

7 días en La Habana

7 días en La Habana

7 días en La Havana es una interesante iniciativa que remarca siempre más el papel socio-cultural del cinema; conocer Cuba, sus traiciones y sus costumbres a través de una semana contada por siete diferentes directores; uno por cada día.

El primero, el lunes, es firmado por Benicio Del Toro, que se dilecta al otro lado de la cámara demostrando buenísimas dotes también como director. “El Yuma” es seguramente el capitulo más entretenido, simpático y bonito de los siete. Se ofrece un retrato de la vida nocturna cubana vivida por un estadounidense. El todo se podría reasumir en unas palabras que subrayan el espíritu de la ciudad: “en la Habana cada tipo de situación es posible”.

La segunda pieza la firma Pablo Trapero; el martes es “Jam Session”. Es una interesante visión de otro lado de La Habana; la parte artística, musical.

Un director serbo se encuentra el La Habana para recibir un premio a la carrera. Allí descubre una ciudad donde la apariencia no lo es todo y gracias a una grande amistad con un músico-conductor conocido allí, vuelve a encontrarse a si mismo, olvidando  su faceta publica y volviendo a conectar con la gente corriente.

Personalmente, habría sido mejor si la película hubiese terminado con estos dos capítulos, ya que los otros cinco estropean el buen trabajo hecho por Benicio Del Toro y Pablo Trapero.

Medem es el que menos cautiva la atención del espectador y el que peor enfoca la idea de la vida cubana.

Intenta inspirarse por una novela muy representativa de la cultura del país; Cecilia Valdés de Cirilo Villaverde. Como en la pieza de Medem, en el libro  se juega con un triangulo no solo de amor, sino también de aspiraciones profesionales.

Pésima la banda sonora y desastrosa la actuación del Español Daniel Brühl.

Elia Suleiman es el director del curto día; “Diario de un principiante”.

Gracioso al principio se hace de inmediato muy pesado. Buena la intención de dar la visión de Cuba por un hombre que no habla idioma  y no sabe nada de la cultura cubana.

Es una idea inspirada por él mismo, ya que cuando le propusieron hacer esta película contestó que nunca había estado en Cuba y que no sabía nada de su cultura. De allí la idea de dar el punto de vista del “extranjero perdido y ignorante”.

Gaspar Noé firma lo que es el intento más experimental en “El ritual”. Los padres de una chica descubren su homosexualidad y quieren exorcizarla.

El director toca el sensorial, desarrollando una historia basada sobre música de bongos y movimientos místicos mezclados con un tema social contemporáneo como lo es la homosexualidad.

Dulce Amargo” (Juan Carlos Tabío) y “La fuente” (Laurent Cantet) cierran la semana, ocupándose respectivamente del Sábado y del Domingo.

Dulce Amargo es una especie de telenovela donde una psicóloga que participa a programas televisivos dedica su tiempo libre a hacer dulces para obtener más ingresos. Emociones contradictorias, banalidad y cotidianidad de la vida vienen bien reflejadas por la figura de una mujer y su marido en el día a día de sus vidas. Finalmente, “La Fuente” refleja la parte religiosa de Cuba.

El 5 de octubre será la fecha del estreno en España; no me sorprendería que en épocas de crisis la gente no quisiese gastar dinero para ver películas como esta. Una buena proposición la de contar “una semana” en Cuba, pero llevada a cabo de mala manera. Nada que ver con Paris Je t’aime o New York stories (películas que divididas en capítulos cuentan la vida de la respectiva metrópoli).

 

 

TimesTalks Madrid presenta: Tom Hiddleston

El teatro Fernán Gómez de Madrid en colaboración con The New York Times ha tenido la oportunidad de compartir con el público una serie de charlas con los personajes más interesantes de la actualidad.
Giabluca De Vit

Tom Hiddleston durante la charla

Tom Hiddleston durante la charla


TimesTalks’ es un programa que se inició en 1998 con el fin de acentuar la relación entre publico y personajes de la cultura internacional. El evento se celebró en distintas ciudades alrededor del mundo; New York, Los Ángeles, Chicago, San Francisco, Cannes, Paris, Londres y por fin ha llegado en la capital española, Madrid.
El intento es el de promover la cultura a través de unas entrevistas-charlas que los periodistas del célebre ‘The New York Times’ tienen de cara al publico con las individualidades que más han marcado el arte y la cultura durante los últimos años.
El programa comenzó con una conversación de Jeremy Irons (El caso Von Bulöw; Los Borgia; The words…) para terminar el domingo con la actuación de Tori Amos (músico muy famoso en el panorama mundial). Han sido 3 días dedicados al mundo del cine, del teatro y de la música, viendo a Tom Hiddleston protagonizar la jornada de sábado a través de un dialogo muy intimo y inspirador que el público del teatro Fernán Gómez ha podido disfrutar.
Ya desde el principio se entendió la gran repercusión que este personaje conlleva con su presencia; más de un centenar de chicas y chicos gritando y celebrando cada tipo de respuesta e intervención que el actor de las películas ‘Thor’ , ‘Medianoche en París’ y ‘Los vengadores’ entre otras, contestó al critico de teatro Matt Wolf.
La charla, interrumpida de vez en cuando por unas escenas de las películas que Tom Hiddleston ha protagonizado hasta ahora, ha tocado varios temas personales y no. Desde los comienzos, siempre duros y complicados para quienes quieren vivir de y con el arte, hasta el éxito de las películas más taquilleras como pueden ser la de ‘Thor’ y ‘Los vengadores’.
El actor británico nos dio su visión de cinema que comienza con una afirmación muy clara: “La cámara puede ver y enseñar lo que es tu realidad y no siempre cabe siendo la realidad de otros”. Por esto es muy importante tener  una identidad bien definida que a lo mismo tiempo te permita personificar todo tipo de papeles con distintos caracteres; “me encanta saber que la verdad se puede ver de varias formas”.
Trabajando con Woody Allen,  en ‘Medianoche en París’, tuvo que nombrar lo que, junto a Federico Fellini, es el director favorido del cineasta americano, diciendo que -la mejor actuación es cuando no se hace nada, la escena está quieta y te controla, como hace Bergman con sus actores en sus películas- .
Además de sus obras pasadas, se ha tocado también lo que Hiddleston hará en su próximo futuro. Ya están definiendo ‘Thor 2’ , una de las películas más esperadas, pero, desafortunadamente, el inglés, bajo ordenes superiores, no nos pudo adelantar nada.
Una hora muy intensa que no escondió el lado divertido y simpático del actor. A una pregunta de una fan que le hacía notar como en el teatro el suceso se ve de inmediato, mientras en el cine viene después de un cierto tiempo y que tal vivía durante el periodo de espera, contestó: “es muy difícil responder ya que es verdad que una peli sale seis o siete meses después del trabajo, pero no tienes tiempo de pensar en ello ya que estás con la cabeza en otros proyectos, así que es como si en septiembre  te preguntasen que tal te fue la navidad- añadió con una sonrisa en el rostro que hizo derrumbar el teatro.
 
 

Juan Antonio Bayona en las jornadas "Times Talks Madrid"

Juan Antonio Bayona, director de «El Orfanato», película con la que se abrió paso en el mundo del cine, participó en el ciclo «Times Talks Madrid» que tuvo lugar los días 21, 22 y 23 de septiembre en el Teatro Fernán Gómez de Madrid. Raphael Minder, corresponsal en España y Potugal del International Herald Tribune, fue en esta ocasión, el encargado de charlar con el director español.

Texto y foto: Ana Baquera Gómez

Bayona alcanzó la fama en 2007 con «El Orfanato» , con la cual consiguió un Goya al mejor director novel. También ha hecho cortometrajes como «Muerte» o «Mis vacaciones» y ha dirigido varios videoclips musicales. El último, del grupo inglés «Keane»

Su última película, «Lo imposible», de la cual habló en el evento y que presentará en la Sección Oficial fuera de concurso del Festival de Cine de San Sebastián, ha contado con la actuación de actores de la talla de Naomi Watts y Ewan McGregor. La película cuenta, según palabras del director «la historia de una madre y un hijo en un contexto muy intenso», concretamente en Tailandia durante el tsunami que asoló el sudeste asiático en 2004.  Según su visión, ha querido transmitir una historia con esencia y la idea de que «cuando la muerte está rondando, no hay mentiras».

El joven, pero consagrado director, explicó cómo había sido el rodaje de este film, del cual gran parte se ha llevado a cabo en la Ciudad de la Luz de Alicante. Juan Antonio alabó la calidad de las instalaciones de este complejo afirmando que «La Ciudad de la Luz son los mejores estudios en los que he estado».  La idea del este largometraje surgió tras el impacto de conocer la historia de esta familia, ya que como afirmaba Bayona «nunca pensé en hacer una película sobre el tsunami, fue la historia de la familia que me impactó».

También quiso analizar el sector del cine en la actualidad y mostró su satisfacción porque la producción de la cinta fuera española. «Ahora los estudios hacen menos películas, pero con más financiación» afirmaba el cineasta.

Hubo tiempo también para ver alguna secuencia del nuevo cortometraje del director catalán, para declarar lo fácil que le es trabajar con niños o para hablar de lo que espera de la película, que no ha sido vendida aún a Japón; país donde el tema del tsunami todavía escuece en las heridas.

Por último, Juan Antonio Bayona respondió, no sin hacerse un poco de rogar, a las preguntas del público con el propósito de saber cuáles serían sus próximos proyectos. No quiso dar muchas pistas, pero por lo que pudimos escuchar, alguno tendrá como protagonista alguna obra de la literatura española.

 

 

 

 

Mónica López: "Es un libro hecho para la audiencia"

El equipo del Tiempo de Televisión Española ha presentado su segundo libro El Tiempo de la A a la Z. Tras el éxito del primero donde se vendieron más de 25.000 ejemplares, los meteorólogos han decidido sacar un segundo volumen dedicado especialmente a los telespectadores que han ayudado en gran parte por sus fotografías. Los findes de este libro están destinados a una ONG.

Borja Espinoza Jiménez. Foto: Ana Baquera

El grupo del Tiempo de Televisión Española es heterogéneo. Lo conforman tanto hombres como mujeres. En la presentación han asistido Mónica López, directora del equipo, Albert Barniol, José Miguel Gallardo, Martín Barreiro y María Latorre. En dicha charla han explicado los motivos de la publicación de este segundo libro y han dicho que la principal razón eran la audiencia por la gran aportación que hacen en el espacio del tiempo mandando fotografías.

El equipo de meteorólogos de Televisión Española. Foto: Ana Baquera.

Han reconocido que al principio no había mucha confianza en las fotografías que podían mandar pero a medida que ha pasado el tiempo uno de los éxitos que tiene el espacio del tiempo de TVE es que los telespectadores forman parte del equipo. Sus ilustraciones son básicas para complementar la información y lo consideran un pilar básico en su trabajo. Un ejemplo y además cercano es lo ocurrido la semana pasada en Murcia donde las lluvias torrenciales que azotaron varios pueblos fueron fotografiados por los vecinos y mandados al correo del tiempo de Televisión Española donde pudieron enseñárselo al resto de la audiencia.

Respecto al libro es un poco más completo que el anterior.  Es más ilustrativo y profundizan más en temas y conceptos que tratan. Al ser más ilustrativo te enseña lugares que nadie conoce y donde ocurren fenómenos meteorológicos que son dignos de ver. En definitiva, es un libro dedicado a la audiencia que se implica mucho para dar a conocer el lugar donde viven o donde están. Acaba la charla se realizaron un turno de preguntas:

–          Con los recursos tecnológicos de los que disponéis, ¿Se podía haber evitado lo del viernes?

No. Nosotros avisamos a los informativos que las lluvias del viernes iban a ser fuertes incluso días atrás ya veíamos que no tenía muy buena pinta. Pero tu nunca sabes cuánta lluvia va a caer ni dónde. No es lo mismo lógicamente 20 litros que 100. Pero tampoco es lo mismo que caiga aquí en la ciudad de Madrid que caiga en esa zona de Murcia. Nunca puedes saber el daño que puede causar una precipitación de esa dimensión.

–          ¿Se queja mucho turismo y los hoteleros de las previsiones que haceis normalmente cuando hay vacaciones o puentes?

No. Nunca hemos recibido quejas. Es una leyenda urbana. Lo que si ha pasado es que se han quejado a posteriori. Es decir, cuando a lo mejor la previsión era más mala de lo que en realidad ha ocurrido pero normalmente no suele pasar.

–          Cuando les mandan fotografías, ¿la gente tiene idea de lo que esta fotografiando?

Sí, bastante. De hecho mucho escriben un pequeño texto explicando o describiendo la fotografía. Algunos comparan la foto actual con la foto de hace un año. Se implican muchísimo y es de agradecer porque nosotros podemos sacar partido a esas fotografías. Lo que nos duele es que como recibimos tantas fotos, muchas las tenemos que desechar porque no podemos meter todas en el espacio del tiempo y es una pena porque muchas personas tienen talento.

 

La Abadía abre sus puertas a una nueva temporada

Isabel Abeledo – Paloma Canales

La Abadía presenta cuatro nuevas producciones propias para la temporada teatral 2012 – 2013, que irán acompañadas de otras cinco producciones invitadas y su continuada participación en festivales de la Comunidad, además de un proyecto europeo de cocreación internacional y su ciclo de actividades “Abadía Abierta”, concebido como punto de encuentro con y para el público.

Siguiendo la impronta de exigencia artística y el carácter de “teatro de arte” que desde el principio caracteriza su línea de programación, La Abadía afronta el nuevo año teatral con un abanico de programaciones donde la comedia, el espíritu crítico e inconformista, comparten protagonismo con un vitalismo que incita a romper con la inercia, reivindica el papel de la cultura en la sociedad y apela a que el público siga siendo partícipe y cómplice del arte en escena.

En esta nueva temporada aparecerán cuatro nuevas producciones propias: El principito, El diccionario, Maridos y Mujeres y El café. Con grandes obras también aparecen importantes nombres del teatro, como Eduardo Vasco, Enrique Cabrera, Álex Rigola, Dan Jemmett o Miguel del Arco. A la par, otros muchos nombres debutarán en esta legendaria sala: Roberto Ciulli, José Carlos Plaza o Sofía Jupither entre otros.

Así, en octubre se abrirá el telón con un Shakespeare festivo y pleno de enredos extravagantes llevado a escena por el ex director de la Compañía Nacional de teatro Clásico Eduardo Vasco. El maestro italo-alemán Roberto Ciulli acerca de un clásico de siempre: eL principito. El fundador del empblemático Theater an der Ruhr dirige en clave de clown a José Luis Gómez e Imma Nieto en una fábula plagada de ternura e ingenio.

Con una gran puesta en escena y un magnífico entorno, las obras en La Abadía harán las delicias de todos los que quieran disfrutar de horas de encanto teatral.

Tags

Información relacionada

Compártelo

Jeremy Irons abre las jornadas "Times talks Madrid"

Jeremy Irons fue el encargado de abrir las jornadas «Times talks Madrid» que se han celebrado este fin de semana en la capital. Esta iniciativa cultural fue creada por el prestigioso diario «The New York Times» en 1998, aunque es la primera vez que aterriza en España.  Las jornadas consistieron en conversaciones entre periodistas y personalidades del mundo de la cultura y fue retransmitida en directo para todos aquellos que no pudieron presenciar el evento, celebrado en el Teatro Fernán Gómez y al que fue posible acceder de forma gratuita, solicitando previamente una invitación.
El encargado de entrevistar al popular actor fue un periodista de igual caché, Matt Wolf. Crítico de teatro, redactor jefe de Theater News Online y corresponsal en Londres de brodway.com, este crítico lleva más de trece años ejerciendo en la revista Variety y veinte como periodista de arte y cultura, en la agencia The Associated Press.
Respecto a Jeremy Irons, casi sobran las presentaciones. Ha ganado multitud de premios por su gran labor interpretativa, entre ellos, un Oscar, un Globo de Oro y un Emmy. Entre sus últimos trabajos están «Los Borgia», «Night train to Lisbon» o el documental «Trashed», que protagoniza y produce, del cual habló en este evento. Irons se metió al público en el bolsillo con su ácido sentido del humor y su claridad para responder a todas las preguntas que Matt Wolf le formulaba.
El actor británico se mostró especialmente duro con el tema medioambiental, aprovechando su reciente actuación en el documental «Trashed», del que se proyectaron algunas imágenes que arrancaron una sonada ovación del público.
Las imágenes que pudimos visualizar hablaban por si solas, mostrando playas totalmente anegadas de toneladas de basura. El actor  instó a que se tuviera mayor conciencia social, criticó la cantidad de desperdicio que el ser humano produce e hizo hincapié en la necesidad de que se recicle y ponga más de su parte para que la sostenibilidad sea posible. Sobre esto hizo algunos comentarios que hicieron reir a más de un asistente. «Cuando lleguemos a la caja del supermercado, deberíamos quitar el envoltorio de plástico de los productos y dejarlos allí. No los queremos» declaraba el actor.
También hizo referencia a la responsabilidad de los actores a la hora de promover este tipo de iniciativas y lo encantado que ha quedado con el resultado de este documental. Irons también habló de su paso por la serie de los Borgia, donde da vida a Rodrigo Borgia. Entre lo último de Jeremy Iron está su actuación en la película The Words, que llegará a los cines españoles en octubre.

Las mejores series de la temporada



Sandra Romero / UEMCOM. 19/06/2012
Estas gráfico interactivo muestra las series que más expectativas han despertado durante esta temporada.

“EL JEFE” EN MADRID, MEJOR QUE NUNCA

Tres horas y cincuenta minutos de concierto. Desde el mítico concierto del Calderón, no había vuelto a tocar cuatro horas en España. Y a nadie dejó indiferente. Bruce Springsteen se sintió a gusto y lo transmitió a sus enfervorecidos fans, a esas 60.000 almas de todas las edades que abarrotaron el Santiago Bernabéu. Un encuentro lleno de fuerza, pasión, guiños, recuerdos… y agradecimientos. Tiene 62 años y parece un chaval que se acaba de subir al escenario para hacerse un hueco entre los grandes. Todavía disfruta tocando,  cada concierto de su gira es diferente y su banda, lejos de envejecer, mejora con los años.

  Juanjo Ceballos

Eran las nueve y media de la tarde-noche y el palco de autoridades comenzó a llenarse. “El Jefe” salía a escena. Minutos antes vimos a un caballero con una camiseta que rezaba: “mis hijas me han traído a ver al Boss”. Desconocemos sus gustos musicales, pero seguro que no permaneció indiferente.  Con mucha luz todavía en el cielo de Madrid comenzó el espectáculo. Sí, el espectáculo, porque pocas cosas pueden compararse a lo vivido en el estadio de fútbol. Springsteen inició su concierto con mucha fuerza, intentando calentar y encandilar a un público entregado con una puesta en escena sobria, sin artificios, donde prima el arte, la calidad y el esfuerzo. Tres temas y la comunión entre fans y músicos se consumó. Y volvió a sorprendernos.

Un completo repaso

En la primera hora ya había repasado los temas de su último trabajo, «Wrecking Ball» y algunos de los mejores temas del álbum como “We Take Care of Our Own”, “Shackled and Down”, “Death to my Hometown”,” We Are Alive” y “Rocky Ground”.  Había presentado a su banda, ¡qué banda! y mantenía  una tremenda expectación sobre lo que sucedería después. “En Anoeta estuvo tres horas y media”, dijeron a nuestra izquierda, “pero las canciones no son las mismas”. Es cierto, el concierto de Madrid fue para un público más “aventajado”, con temas de sus cajas de coleccionista que no son del todo conocidas por la gran mayoría como “Spanish Eyes”, regalo para el público de Madrid. Volvió a demostrar por qué le llaman “El Jefe”, al jugar perfectamente con el tiempo de la actuación, con los guiños a su auditorio, y a los momentos que concede a sus músicos y vocalistas para que todos, absolutamente todos, tengan su minuto de gloria.

Volvió a demostrar por qué le llaman “El Jefe”

Habíamos mencionado a la banda, a la E Street Band, que suena como nunca, con unos registros y un poderío que hace de difícil clasificación  el estilo musical de lo escuchado, pues hubo rock and roll, baladas, soul, rap, música latina y folk. Acompañado de unos metales extraordinarios, no se echó en falta el buen hacer  de Clarence Clemons, aunque su figura estuvo siempre presente  en el ambiente. El homenaje llegó casi por detrás, en una pausa brusca en mitad de un tema, hacia el final del concierto, con una emotiva ovación en medio del silencio y la oscuridad del escenario con la sobre impresión de su imagen en los video walls del mismo. Hubo muchos momentos de recuerdos y apoyos.

Dedicatorias y recuerdos

Springsteen habló más español que nunca, se acordó de las personas que han perdido su empleo y su casa, del mal momento que pasa el país y le dedicó “The River” a Nacho, el muchacho mallorquín que falleció de cáncer y que no pudo acudir al concierto. Es de agradecer que el entorno del artista, o el mismo Bruce, tuviese la sensibilidad para acordarse de los seres queridos de este chaval que iniciaron la campaña #vaportiNacho y que lo destacara con sus propias palabras y con, quizás,  su tema más emblemático.

Nadie quería marcharse del estadio, artistas y público se lo pasaron en grande, unos por el placer que sienten al vaciarse y entregar  todo lo que llevan dentro; otros, por olvidarse durante cuatro horas de sus problemas y la  situación actual.

¡Gracias, Bruce!

Tags

Información relacionada

Compártelo

Silvia Candame: “El camino se abrió sin que fuese necesario buscarlo, surgió la oportunidad y la aproveché”

Silvia Candame, profesional del mundo de la imagen y de la belleza, nació en 1969 en La Coruña, ciudad donde, con sólo 17 años, empezó a trabajar en un salón de belleza. Comenzó su carrera profesional en Barcelona y más tarde se centró en el mundo de la moda, al que dedicó más de diez años trabajando como modelo profesional. Ha ejercido como responsable de maquillaje y peluquería, y con ello ha adquirido más de cinco años de experiencia en diferentes sectores del mundo de la imagen como el cine, fotografía, televisión, desfiles de moda y campañas de publicidad.

Ana Martínez Coto

-Pregunta: A pesar de adentrarte en el mundo de la moda, en un primer momento te graduaste por la ISM ESIC de Barcelona en Publicidad y Relaciones públicas. ¿Por qué razón pasaste de un ámbito al otro?

-Respuesta: Siempre he estado vinculada al mundo de la moda y muy en contacto con las organizaciones de eventos, de desfiles… Por eso decidí cursar estos estudios. Me encanta la comunicación y creo firmemente en la necesidad de comunicar de forma precisa.

 -P.: ¿Cómo resultó tu experiencia como modelo profesional? ¿Crees que se ha producido un cambio en la exigencia a la hora de contratar a modelos?

-R.: Fue una experiencia muy gratificante porque tuve la oportunidad de trabajar con grandes modistos, viajar y conocer diferentes culturas. Creo que el único cambio que se ha producido es la popularización de nuestro trabajo, que es lo que ha contribuido a desvirtuar el valor del mismo.

 -P.: ¿Cuál fue la razón por la que decidiste abandonar la pasarela y trabajar detrás de los focos como maquilladora y peluquera?

-R.: Los organizadores de los desfiles apostaban por modelos cada vez más jóvenes y sin experiencia. Ni estaba interesada, ni podía luchar contra las tendencias y las nuevas corrientes de la moda. Comencé mi andadura como maquilladora de forma accidental, el camino se abrió sin que fuese necesario buscarlo, surgió la oportunidad y la aproveché.

 -P.: Actualmente, ¿cuál es tu ocupación? ¿Cómo combinas las diferentes actividades a las que te dedicas?

-R.: Estoy colaborando con una productora de televisión y una escuela de modelos. También imparto cursos de perfeccionamiento para profesionales del sector y represento al artista Óscar Edú. Soy autónoma así que soy dueña de mi tiempo y puedo distribuirlo sin problema.

 -P.: Has colaborado en numerosos eventos de varios sectores, ¿cuál de ellos es el que más te ha llenado al cubrirlos con tu experiencia profesional?

-R.: Mi trabajo como maquilladora y peluquera vinculada al mundo de la moda y publicidad me permite desarrollar mi lado más artístico y creativo, y como mánager, desarrollo mi lado ejecutivo. Todos y cada uno de estos sectores me llenan como persona, decantarme por uno de ellos sería imposible.

 -P.: Si tuvieras que nombrar a una persona que admiras en el ámbito de tu profesión, ¿quién sería?

-R.: Admiro a numerosos profesionales de la imagen y belleza, pero si tengo que decantarme por uno diría a Pat McGrath, maquilladora neoyorquina y creadora de looks de pasarela para Christian Dior. Además, Giorgio Armani la escogió como su asesora para crear la línea de maquillaje de esta marca.

 -P.: Se sabe que también eres mánager del actor, modelo y escritor catalán Óscar Edú. ¿Cuál fue el motivo por el que decidiste representarle? ¿Es tarea fácil encargarse de este trabajo?

-R.: Óscar Edú me parece un producto perfecto además de ser mi amigo. Es una oportunidad única para desarrollar mis habilidades y perfil ejecutivo que hacía tiempo había dejado aparcado. ¿Fácil? Para nada, Óscar es un artista multidisciplinario y siempre hay cosas que hacer, un camino que andar, una puerta que tocar, una copa que romper…

 -P.: Tu localización profesional está entre Madrid, Barcelona y La Coruña,  ¿qué supone para ti estar moviéndote de una ciudad a la otra y no tener lugar fijo de trabajo?

-R.: La diversidad, movilidad y agilidad de cada trabajo forma parte de su atractivo, y esto hace que cada día sea un día diferente. La verdad es que mi trabajo me aporta felicidad, si algún día dejase de hacerme feliz, cambiaría de trabajo sin dudarlo un segundo.

 -P.: ¿Qué es lo que te inspira de cada persona para acertar con su look, peinado o maquillaje adecuado?

-R.: Me inspira la personalidad de cada una, su carácter, su trabajo… Trato de resaltar los rasgos naturales de cada persona para realzar su belleza. Intento transmitir este temple y lo adapto al acto social que se vaya a acudir o al personaje que vaya a interpretar.  

 -P.: ¿Tienes alguna meta u objetivo aun por alcanzar o algún plan de futuro?

-R.: Hace tiempo que intento dejar de pensar en el futuro para disfrutar del ahora. Uno de mis objetivos es crear mi propio estudio y ser capaz de dar los pasos necesarios para conseguirlo. También me encanta ayudar a otras personas y a que se sientan bien consigo mismas.