Todo listo para correr

En este segundo día de Formula Student, los 12 monoplazas que vinieron a la competición realizaron las pruebas pertinentes exigidas por el jurado de la organización para dar el visto bueno al coche. Durante esta mañana el equipo de la Universidad Europea de Madrid, Fórmula UEM, ha superado las cuatro pruebas realizadas con el coche, además de la explicación a los jueces del coste del vehículo y todo el diseño llevado a cabo durante el proyecto.

 Daniel Lobo Ojeda / Fabián Bouzas Pesqueira                          Foto: Ídem

Imagen del coche tras pasar todas las pruebas.

Las cuatro pegatinas que figuran en la parte delantera del monoplaza, atestiguan sus buenas condiciones para poder realizar las pruebas de velocidad, circuito y autocross que se realizarán el sábado 25 en una zona habilitada para la ocasión, justo en frente de los boxes de los equipos.

Los exámenes que el jurado realiza a los vehículos son cuatro. La primera de ellas fue el Scrutineering, en donde los jueces examinaron centímetro a centímetro todas las partes del monoplaza y avisando a los miembros del equipo de los errores que debían de corregir. Otra de las pruebas, aunque no era de las cuatro principales, consistía en que los pilotos debían de tener la capacidad de salir del coche en menos de cinco segundos por motivos de seguridad.

En otro test, situaban al vehículo sobre una plataforma y lo inclinaban casi hasta ponerlo de lado, para comprobar que ninguno de los depósitos tuviese ninguna fuga que pudiese ser peligrosa a la hora de correr. En la prueba de sonido, el piloto aceleraba con el coche parado y con un micrófono un miembro del jurado comprobaba que el sonido no superase el límite de decibelios impuesto por la organización.

Para terminar disponían de un espacio habilitado para comprobar que los frenos funcionasen a la perfección y se bloqueasen las cuatro ruedas a la vez. Esta fue la prueba que trajo más quebraderos de cabeza a los ingenieros de los equipos, ya que más de uno tuvo algún problema mecánico que tuvo que solucionar.

El monoplaza "Fórmula UEM" en una de las pruebas.

Además de eso, Fórmula UEM, al igual que el resto de participantes, tuvo que representar y explicar a los jueces el coste de los materiales usados para construir el monoplaza y la razón de su elección. Y en otra explicación contar todo el diseño llevado a cabo para la realización final del mismo. En ninguna de ambas explicaciones, el equipo de la Universidad Europea de Madrid tuvo muchos inconvenientes por parte del jurado, dando el beneplácito final y felicitando a todos los miembros por el duro trabajo realizado.

Durante la tarde, todos los equipos estuvieron probando sus coches en una explanada preparada para ellos, y arreglando los fallos y problemas que detectaban a la hora de conducir el monoplaza. Ya todos los coches están listos para comenzar a correr y disfrutar con las pruebas de velocidad y los circuitos preparados.

Todo el mundo espera ansioso al sábado para comprobar cuál de los monoplazas es el más completo, aunque lo más importante son las ganas y el esfuerzo que han puesto todos para llegar hasta aquí, y ahora les toca disfrutar. Reina un gran ambiente en el circuito entre todos los participantes, que han calificado la organización del evento de excepcional por el buen clima creado entre todos.