The town, ciudad de ladrones

 


Fragmento de The Town con Ben Affleck

Fragmento de The Town con Ben Affleck

Tras el éxito de crítica de “Adiós, pequeña adiós, Ben Affleck vuelve a la dirección con “The Town, ciudad de ladrones”, adaptación de la novela “Prince of thieves” de Chuck Hogan, que se centra en un triángulo peligroso: una encargada de banco, un atracador que se enamora de ella y el agente del FBI que le persigue. Como telón de fondo, la ciudad de Boston. 

  Texto: Natalia Vidal Blanch // Imagen: labutaca.net 

Interesante propuesta la que nos presenta Ben Affleck, en su segunda incursión en el mundo de la dirección. Sin superar su ópera prima, “Adiós pequeña adiós”, “The town”, centra su atención en Charlestown, Boston, donde el crimen es un estilo de vida que pasa de generación en generación. El guión es una adaptación para la gran pantalla de la novela “Prince of thieves” de Chuck Hogan. 
El argumento gira en torno a un grupo de asaltantes que se dedican al atraco de sucursales bancarias. Nada más empezar el largometraje, se nos presenta la trama principal: la banda secuestra a la gerente de un banco (Rebecca Hall) para usarla como rehén. La mujer es liberada sin consecuencias, pero en un intento de que no sepa nada sobre ellos, el protagonista (Affleck), sin darse cuenta, entablará una relación con ella. Para más inri, les pisa los talones un agente del FBI (Jon Hamm), martirizado por ser incapaz de atrapar al jefe de la banda. 

La banda, y reparto, de The Town

La banda, y reparto, de The Town


De narración sólida y ligera, este thriller dramático presenta escenas espectaculares de acción, de robos, de dinero, parecidas, en parte, a la trilogía Bourne, en las que los cortes rápidos y las tomas múltiples confunden un poco al espectador. Por otro lado, uno de los atractivos de la cinta son las relaciones que entabla el protagonista con la gerente, con su padre y con sus compañeros de crimen, cuidadas sobremanera. Aún así, el excesivo protagonismo de Ben Affleck, chirría un poco. 
En definitiva, “The Town” es una propuesta recomendable para el fin de semana: vibrante, entretenida, con interpretaciones más que aceptables y, con la breve pero intensa presencia de dos monstruos de la interpretación como son Pete Postlethwaite y Chris Cooper, en el papel de padre del protagonista. Además, el final no es tan previsible como parece. Tras la segunda propuesta cinematográfica de un actor irregular, parece que se atisba un gran futuro tras las cámaras.