Mario Casas: “Siempre es más bonito que un malo tenga corazón"

 

Mario Casas junto a Blanca Suárez y Macarena Gómez

Mario Casas junto a Blanca Suárez y Macarena Gómez

Mario Casas es el chico de moda. No sólo destaca por su físico, sino que también por su talento. Su salto al estrellato se produjo con su papel de Aitor en “Los hombres de Paco”. Además ahora se ha embarcado en la nueva producción de Antena3 “El barco” con su también compañera en “Carne de neón” Blanca Suárez. Después de protagonizar “Fuga de cerebros” y el taquillazo “Tres metros sobre el cielo” Mario Casas vuelve a meterse en el  papel de  chico malo con sentimientos.

Texto: Marta Bennasar // Imagen: Ana Isabel Serrano y Raquel Marcen

P. Interpretas a Riki, que es el protagonista en Carne de Neón. ¿Cómo es tu personaje?
R. Riki es un chaval que se cría en la calle desde los doce años solo, porque a su madre la meten en la cárcel por prostitución y está rodeado de una serie de personajes variopintos, con mucho carisma: un chulo, un travesti, un tío con una mentalidad de un niño de diez años. Desde pequeñito a Riki su madre le ha dicho que quería montar un club, el Hiroshima. Y días antes de que salga su madre de la cárcel, Riki habla con estos amigos suyos para montar este puticlub. Y cuando ella sale tiene alzhéimer y no se acuerda de nada.
P. ¿En qué te has basado para crear a Riki?

Mario Casas

Mario Casas


R. Hay películas que nos mandó ver Paco como “El odio”, una serie de películas que me he basado un poco en ellas.Al casting, por ejemplo, le llegué lleno de oro, con unas pintas de quinqui chunguísimo y me dijo: “Es demasiado, así es Angelito, vamos a bajarte un poco”. Pedí que me raparan la cabeza, al final me han dejado el flequillo este tan maravilloso. También que me raparan la ceja, el vestuario, el andar…
P. ¿Cómo ha sido trabajar con Paco Cabezas como director?
R. Pues muy bien. Paco es un tío especial, que lleva soñando con esta película muchísimos años, que ha luchado para que saliera adelante, ha luchado por los personajes que están en ella. Y creo que ha conseguido lo que se ha propuesto, hacer una muy buena película, una película inusual con comedia, con drama, con acción. Está muy conseguida.
P. En esta película vuelves a interpretar el papel de chico malo con sentimientos. Es un personaje parecido a Hache de “Tres metros sobre el cielo”.
R. Si, tengo 24 años, de momento no puedo interpretar a un marido con mujer e hijos. He hecho “Fuga de cerebros”, que era un friki. He hecho “Mentiras y gordas”, un chaval enamorado de su mejor amigo. Y en “Tres metros sobre el cielo” un personaje más rebelde y en “Carne de neón” no es un rebelde, es un quinqui, es un paria de la sociedad. El guión me gustó, me gustaron los actores que había en la película y por eso la hice. Siempre es más bonito que un malo tenga corazón, como todos los personajes de “Carne de neón”, que son todos unos hijos de puta, pero con un buen corazón.
P. No paras ni un segundo con tanto trabajo y todavía te llueven más ofertas. ¿Qué proyectos le esperan ahora a Mario Casas?
R. Estamos en “El barco” ahora en Antena3, vamos por el séptimo capítulo, la primera temporada son trece. En primavera, tal vez hay un proyecto de cine, pero como todavía no hay nada firmado, después se dice y se gafa. Y en agosto, estamos con la segunda parte de “Tres metros sobre el cielo”. Empezamos en Barcelona otra vez con “Tengo ganas de ti”, y tengo muchas ganas. Además el personaje vuelve de un sitio, hecho mierda, dos años después. Me parece interesante que la segunda parte empiece desde un sitio donde Hache está destruido, hecho mierda. Y esta vez se van a cambiar las carreras de motos por peleas callejeras.
P. Eres el chico de moda ¿Cómo llevas ser un fenómeno adolescente? ¿Te agobian las fans?
 
Mario Casas respondiendo a los medios

Mario Casas respondiendo a los medios


R. No, no te agobia. Al final, tu vida es de una manera. Yo creo que me agobiará cuando no me pidan fotos, y diré; hasta aquí he llegado. Me considero una persona muy familiar, tengo los mismos amigos de siempre. Siempre digo que el día que se me vaya un poco la cabeza a los que faltaré al respeto será a la gente, ya no al público o a la gente que me sigue, sino a la gente que son mis amigos y mi familia. Así que yo lo llevo bien, y se agradece que la gente joven o no tan joven se acerque en la calle te pida un autógrafo, te pida una foto, es lógico y es de agradecer, es la gente que te da de comer. Hay actores que a veces no entiendo porque están un poco negados a eso, porque es la gente que va a estar ahí.
P. No eres el único actor en tu familia. Tus hermanos han seguido tus pasos. ¿Les das consejos?
R. No les hace falta a ellos. El pequeño, Óscar, tiene doce años, ha hecho de protagonista con Roberto Santiago en “El sueño de Iván”, ese es una máquina, a ese le pido consejos yo a él. Es más mi madre. Mi madre es siempre la que está ahí. Se desenvuelve muy bien, es un niño muy carismático, no le hace falta. Y es pequeño para yo decirle tampoco cómo tiene que actuar. A lo mejor yo a mi hermano de 18, que si va haciendo alguna cosita, si le puedo echar una mano. Mi hermano pequeño no.
P. ¿Se podría decir que eres el referente de tu hermano pequeño?
R. Yo creo que sí. Además, le está yendo también bien. Le motiva mucho ser actor, estudia. Mi madre le dice, estudia, tu saca buenas notas y si a ti te apetece hacer castings o “Águila roja” primero tienes que ser buen estudiante. Y está haciendo las cosas bien. Es un artista, canta, baila y lo hace estupendamente, tiene mucha alma, tiene algo especial.

El último bailarín de Mao

Cartel de la película

Cartel de la película

Una de las películas que se presentó en la última edición de la SEMINCI llega hoy a todas las salas de España. Se trata de «El último bailarín de Mao» dirigida por Bruce Beresford, conocido por ser el realizador de la mítica «Paseando con Miss Daisy» (‘Driving Miss Daisy, 1989) o «Camino al paraíso» (‘Paradise Road’, 1997); con guión de Jan Sardi, guionista de títulos  como «Shine» (1996) o más recientemente  «El diario de Noa» (‘The Notebook’, 2004). Se trata de la adaptación a la gran pantalla de la biografía del bailarín Li Cunxin, el cual ha estado implicado en el proyecto, cofirma el guión, y se ha mostrado muy contento con el resultado.

Álvaro M. Angulo

«El último bailarín de Mao» nos muestra la vida de Li Cunxin. Veremos cómo es adoptado por el régimen comunista chino desde su más tierna infancia para incluirle e inculcarle sus valores a través de la escuela de ballet. Con el tiempo se convertirá en un gran artista y tendrá la oportunidad de ir a USA con una beca. Allí descubrirá que el mundo no es cómo le habían contado y tendrá que hacer un gran sacrificio en contra de su gobierno por lograr lo que quiere.

Secuencia de "El último bailarín de Mao"

Secuencia de "El último bailarín de Mao"

Estamos ante una película que argumentalmente sigue unas pautas clásicas, que no por ello dejan de ser eficientes, al ver cómo es el origen del protagonista, el desarrollo personal que tiene y las circunstancias que tiene que afrontar y un desenlace coherente con lo narrado. Destacan aún más esta historia al saber que está basada en la vida de un personaje real y se denota en las vivencias que nos relata. Y también en cómo nos muestra los aspectos más contradictorios de vivir bajo un régimen totalitarista y su maquinaria de propaganda, que pocas veces hemos podido ver en el día a día y contado por alguien que lo ha sufrido en su piel. Además como aderezo cuenta con las actuaciones musicales y sus coreografías, que los amantes del ballet apreciarán todavía más, mientras que los demás disfrutaremos contemplando estas armoniosas danzas.

«El último bailarín de Mao» llega como una propuesta alejada de los estrenos más comerciales de esta época del año. Y lo que nos ofrece es una historia muy correcta, bien contada y de manera coherente. Contiene ciertos momentos emocionales que nos muestra la dura experiencia vital de un artista chino que decidió salirse de los cánones que le imponían y que tuvo que pagar un alto precio por ello. Es un buen retrato de cómo ha sido China antes de su apertura al capitalismo, en claro contraste con la sociedad americana, a través del mundo del ballet y de la vida de un bailarín.

S.O.B. (El hijo de puta que se cagó en Hollywood)

Blake Edwards

Blake Edwards

Titular una película “Hijos de puta” puede sonar provocador, incluso con un ligero punto de falta de tacto, teniendo en cuenta que un título es un buen reclamo para que los espectadores acudan a las salas de cine a ver lo que has hecho. “Sois honrados Bandidos”, el subtítulo con el que se vendió esta película en la piel de toro, para que no se ofendiesen los oídos de las cándidas almas de esa España que estrenaba libertad y constitución, no hace tampoco ningún favor a que se vendiese un producto en el que su director, Blake Edwards, insultaba a sus compañeros de profesión y de farándula con absoluto descaro, el que le daban años aguantando frivolidades, fiestas y francachelas bajo el sol de la baja California.

José Sánchez Sanz. Profesor de la UEM

Y es que el mundo de la farándula dio a Edwards el pie para reírse a mandíbula batiente de todo lo que le rodeaba en sus películas. Siempre quiso ser el dulce Hrundy V.Bakshi, el protagonista de la mítica “El guateque” (TheParty 1968), que cual Tomasa en los títeres, cual Santo con pistolas, pululaba entre conversaciones y actos sociales completamente fuera de lugar tras haber volado aquél caro decorado con el que iba a finalizar el rodaje de un supuesto remake del clásico de George Stevens “Gunga Din”, por atarse una sandalia encima del detonador. Y es que a Edwards le hubiese encantado sembrar el caos en una de esas fiestas y meter un elefante en la piscina para llenarlo todo de jabón y limpiar la profesión de productores prepotentes, ejecutivos acosadores y actores y actrices de cabeza hueca. “El guateque” era la historia de dos ingenuos (Hrundy y Michelle) que quieren triunfar en el cine sin ser conscientes de que se enfrentan a una superestructura que puede aplastarlos. A Edwards le hubiese gustado ser tan ingenuo como ellos también, e importarle un bledo que un imbécil con peluquín le gritara que no iba a hacer una película más en su vida. Pero aquello le daba de comer y, sobre todo, de beber.

Cartel de "S.O.B."

Cartel de "S.O.B."


Y en los 80, Edwards,  ya maduro, y con decenas de trabajos a sus espaldas decide que le da igual lo que piensen de él los “hijos de puta”. Los mismos “S.O.B.” que pierden el tiempo en la megamansión en primera línea de playa solucionando estupideces mientras un hombre muere de un infarto a la entrada y casi es tratado como un trozo de carne. Una película en la que al hilo de su pataleta, desnuda a su mujer realizando así uno de los mayores sacrilegios cinematográficos de la historia, citado en la propia película; desnudar a Mary Poppins.
Cartel de "Desayuno con Diamantes"

Cartel de "Desayuno con Diamantes"

Edwards marcó una generación en los años 70 y 80 que iba a los cines a divertirse con sus comedias, con las torpezas de Clouseau (intentado recuperar tras la muerte del siniestro Peter Sellers en numerosas ocasiones siempre fallidas), o las carreras de Dudley Moore detrás de mujeres siempre mucho más altas que él; o de un Bruce Willis, con pelo aún en su cabeza, controlando a su cita borracha y a su ex novio bipolar. Emocionó a muchos con su “Desayuno con diamantes” (Breakfast at Tiffany’s, 1961) o con el drama de “Días de vino y rosas” (Days of wine and roses, 1962). Se mofó de la guerra en uno de los más míticos títulos de la comedia bélica “¿Qué hiciste en la guerra papi?” (Whatdidyou do in thewar, Daddy?, 1966) y sobre todo, criticó brutalmente aquello que más despreciaba, el vacío de un mundo en el que se sentía incómodo pero que no tenía más remedio que convivir con él, ya que amaba hacer cine.

Presentación en Madrid de “También la lluvia”

Photocall de "También la lluvia"

Photocall de "También la lluvia"

Este miércoles ha tenido lugar la rueda de prensa de la película que representará a España como candidata a Mejor película en habla no inglesa en la próxima ceremonia de los Oscar. Se trata de “También la lluvia”, el último trabajo de la directora Icíar Bollaín. Junto a ella han acudido a los céntricos cines Princesa una amplia representación de los actores (Luis Tosar, Gael García Bernal, Carlos Aduviri y Karra Elejalde) y el guionista Paul Leverty a explicarnos de primera mano los entresijos de esta filmación que llegará a los cines el próximo día siete de enero.

Texto: Álvaro M. Angulo //Imagen: Ana Isabel Serrano García

Lo primero que se puede desprender de este encuentro es que estamos ante una historia de historias o de “cine dentro del cine”, como ha comentado la directora. “También la lluvia” nos cuenta la historia de un grupo de cineastas que se desplazan a Bolivia a rodar una película sobre la “colonización”, nunca mejor dicho, pero que se verán inmersos en la revuelta popular en contra de la privatización del servicio de suministros de agua.

Icíar Bollaín contestando a una pregunta

Icíar Bollaín contestando a una pregunta

Gracias a la presencia del guionista Paul Leverty, colaborador habitual de Ken Loach, sabemos que llevaba trabajando en el texto diez años y aprovechó para agradecer al director Alejandro González Iñárritu su colaboración y aportación, pero que al final sus caminos se separaron. “Luego llego Icíar y desarrollamos el proyecto de una forma nueva”, comentó el escritor escocés nacido en la India. Además explicó que es un acercamiento a la versión menos conocida de los acontecimientos, que en muchas ocasiones se narran de forma parcial.

Tomando el relevo la realizadora madrileña manifestó que fue un reto el llevar a cabo el guión de Leverty, el cual calificó como de original y complejo con tres historias que se mezclan, de forma que el pasado y el presente no se distancian tanto. Pero también destacó que es una satisfacción el trabajar en Bolivia, con una industria pequeña pero muy profesional y la paciencia y entusiasmo de todos los implicados. Bollaín afirmó que “arriesgarse vale la pena” en cuanto a la hora de realizar un cine social y comprometido que te lleve a la reflexión, el cual anda desprestigiado últimamente. Respecto a ocupar la función que desempeña Ken Loach con este estilo de películas aclaró que “no me gustaría recoger testigos. Es un gran amigo y cineasta.” De cara a los Oscar anunció que a primeros de año se dirigirán a USA a promocionar el film a través de diversos pases.

Gael García Bernal junto a Luis Tosar

Gael García Bernal junto a Luis Tosar

“Bolivia es fascinante. Cada país tiene una historia diferente y fue una sorpresa vivirlo en primera persona. Es tan abrumadoramente compleja la realidad boliviana”, explicó Gael García Bernal. El actor mejicano interpreta el papel del director dentro de la película, del cual comentaba que, en algunas facetas, es un “homenaje privado a muchos directores con los que he trabajado, incluida Icíar, como Cuaron o Inárritu”. Por su parte Luis Tosar habló de “una energía muy especial de Bolivia que te va agarrando” y que, como conoce cómo es Bollaín, decidió tener un “eje central inamovible” con su personaje, el productor de la película.

A su vez, Karra Elejalde encarna al actor protagonista de la película que se rueda dentro de “También la lluvia” sobre Colón y explicó que son dos personajes distintos los que interpreta, lo cual no tiene mayor dificultad; pero explicó el “miedo a cagarla y defraudar” que tuvo después del acto de fe al regalarle este personaje por parte de la directora. Y Carlos Aduviri nos relató su experiencia como debutante en el medio en la piel de un indígena de la Bolivia actual y colombina. “Ha sido una experiencia única, más allá de una extraordinaria película, la amistad que he hecho” confesaba el actor boliviano. Además nos explicó cómo han sido los cambios que ha sufrido su país desde la ‘guerra del agua’ que relata la película y que “refleja muy bien lo que pasó, de manera fiel, y que no se ha exagerado”.

Rumores y mentiras

Cartel de Rumores y mentiras

Cartel de Rumores y mentiras

Comor principal reclamo de «Rumores y mentiras» («Easy A», 2010) tenemos a Emma Stone,  la atractiva pelirroja es la protagonista aboluta de  este film, que se luce en esta comedia, iba a decir romántica, que tiene algún toque, pero no creo que lo sea, sino más bien crítica con el mundo de la fama rápida y con los adolescentes de nueva generación. «Rumores y mentiras» es el segundo largometraje del director Will Gluck después de «Guerra de cheerleaders» («Fired Up!», 2009),  que se estrenó en nuestro país directamente en DVD. Se trata de un divertido acercamiento al mundo teenager americano que tantas películas ha dado, pero, en esta ocasión, con una estudiante que verá cómo su reputación en el instituto va empeorando día tras día.

Texto: Álvaro M. Angulo//Imagen: Image.net

Nos situamos en un instituto de Estados Unidos como otro cualquiera. Allí estudia Olive (Emma Stone), una chica inteligente y estudiosa que pasa desapercibida para el resto de la comunidad estudiantil.  Leer más...Todo cambia cuando decide mentir a su mejor amiga, le dice que se ha acostado con un chico desconodio, para no confesarle que no ha hecho nada el fin de semana. El problema radica en que esta pequeña mentirijilla irá difundiéndose y tendrá que ir acrecentándola para mantener el secreto. Esto derivará en una nueva serie de situaciones en las que verá cómo su mala fama alcanzará altas cotas de popularidad hasta que tenga que desmentirlo para evitar daños verdaderos entre tantas falacias.

Emma Stone en "Rumores y mentiras"

Emma Stone en "Rumores y mentiras"

Si hay que destacar algo por encima de todo de esta cinta es a Emma Stone («Supersalidos» 2007; «Una conejita en el campus», 2008; «Bienvenidos a Zombieland», 2009). La norteamericana realiza una interpretación muy remarcable, aprovechando al máximo toda su vix cómica, que demuestra a lo largo de toda la película, y nos enseña que detrás de los personajes un tanto vacuos de sus anteriores trabajos se esconde una actriz con mucho más talento del que se podría imaginar. Tanto es así, que será  Mary Jane, sustituyendo a Kirsten Dunst, en la nueva versión de Spiderman que se está preparando con Andrew Garfield («La Red Social«, 2010) como protagonista.

«Rumores y mentiras» es una comedia ácida con buenos diálogos que aprovecha la coyuntura para criticar la sociedad efímera en la que vivimos, en la cual hay un gusto por la autopromoción y por dar a conocer todas las actividades que realizamos, hasta las más nimias, que cualquier tema es digno de ser difundido. Una divertida forma de pasar el rato con una película que no pretende más de lo que anuncia pero que ofrece más de lo que se puede esperar.

"Planes para mañana"

En la actual oferta cinematográfica que tenemos es raro encontrar alguna película que se salga de los canones establecidos, sobre todo en esta época del año en la que las grandes productoras nos ofrecen sus platos fuertes de cara a las navidades. «Planes para mañana» puede tratarse de esa rara avis que descubrir cuando vayamos al cine.

Texto: Álvaro M. Angulo //Imagen: Image.net

 

«Planes para mañana» se trata del primer largometraje de la directora madrileña Juana Mecías. Antes había rodado varios cortometrajes como «Gran vía am.pm» (2010), «Almas congeladas» (2006) , «Otra vida» (2006) o «Siete cafés por semana» (1999). Mecías debuta con una  drana de vidas cruzadas, en este caso de cuatro mujeres que rozan los cuarenta años, que ven cómo se vida sufre un cambio radical, a veces buscado y otras encontrado, en menos de 24 horas.

A lo largo de la película veremos a Inés (Goya Toledo), una ejecutiva descubre que está embarazada y todo lo que creía tener asegurado puede que no lo esté. Descubriremos a Antonia (Carme Elías), una madre acomodada en su matrimonio, recupera algo que había perdido cuando reaparece en su vida un antiguo amor. Después aparecerá Marian (Ana Labordeta), una mujer que se encuentra en un matrimonio que quiere dejar pero a su vez no sabe cómo hacerlo. Y tangelcialmente a todas ellas veremos a Mónica (Aura Garrido), una adolescente que tiene una relación virtual que tiene que afrontar los retos propios de su edad y de ser capaz de servir de apoyo a su madre.

«Planes para mañana» es una película que puede recordar a algunos éxitos actuales de historias que se mezclan, como puede ser «Crash» o «Amores perros». Pero esta similitud radica en la forma y en estar situada en un tiempo presente. Pero la temática que nos muestra es totalmente diferente, siendo una historia que respira realidad en sus personajes y situaciones, apoyada en grandes interpretaciones que respaldan este aire de veracidad, y rodada de tal forma que vas descubriendo cómo es cada una de ellas y cómo reacciona ante los cambios que la vida les hace vivir.

Aura Garrido en la imagen

Estamos ante una propuesta de cine diferente, además de estar hecho en España y con una elevada factura. «Planes para mañana» es un drama, de los que no abundan en cartelera, que emociona al espectador, pero que no va agobiarle, ya que está elaborado de tal forma que vayas descargando tensión a lo largo de las historias y que además esconde un mensaje optimista y vitalista.

A continuación os dejamos con los enlaces de las entrevistas que pudimos realizar después del pase y rueda de prensa de la película en Madrid, que nos dan una idea más completa tanto desde el punto de vista de la directoria como de tres de las actrices que participan en «Planes para mañana».

Entrevista a Goya Toledo:

Entrevista a Juana Mecías:

Entrevista a Ana Labordeta:

Entrevista a Aura Garrido:

Antonio Banderas reaparece en pantalla en “Crónica de un engaño”

María Zambrana

Antonio Banderas opta esta vez por protagonizar un drama británico de unos 90 minutos de duración de la mano del director Richard Eyre.

La historia trata sobre una pareja, Peter (Liam Neeson) y Lisa (Laura Linney) que están asentados en la comodidad de su largo matrimonio. Lisa es una exitosa diseñadora de zapatos, y Peter dirige su propia compañía. En la noche del lanzamiento de la última colección de Lisa, durante la cena ella parece evasiva y extraña. Le hace a Peter una pregunta que lo deja desconcertado: «¿Nunca has deseado tener la oportunidad de acostarte con otra persona?» A continuación, desaparece sin más. Peter lucha por encontrar respuestas y las logra. Sigue su rastro hasta Italia. Allí se encuentra con Ralph (Antonio Banderas), un hombre astuto y encantador que es, claramente, el amante de Lisa, pero Ralph tiene sus propios secretos y de eso se encargará Peter, de desenmascararlo tras una trama de suspense y celos.

El retrato de Dorian Gray se estrena en España

María Zambrana

La magnífica obra de Oscar Wilde, Dorian Gray, aparece en nuestras pantallas de la mano del director Oliver Parker. El film americano producido en el año 2009, de género drama y fantasía, tiene una duración de 1hora y 52minutos.

Dorian Gray es la última adaptación llevada a la gran pantalla de la magna obra «El retrato de Dorian Gray», escrito por Oscar Wilde.
Dorian Gray (Ben Barnes) es un atractivo aristócrata que regresa a su Londres natal tras pasar la adolescencia aislado en el campo. Abrumado por la vida nocturna londinense, Dorian se sumerge en ella de la mano de Lord Henry Wottom (Colin Firth), quien le muestra los lugares más recónditos y peculiares de la capital inglesa.
Dorian pronto comienza a obsesionarse con alcanzar la eterna juventud. Un retrato suyo pintado por Basil Hallward (Ben Chaplin) se convertirá en un recordatorio palpable de sus graves faltas con el paso del tiempo. A diferencia del resto de los mortales, el apuesto Dorian permanece impasible al sucederse los años y es el retrato en cambio, el que envejece y asume su degradación física y moral.

El Capitán Trueno ya tiene intérprete

El Capitán Trueno salta la gran pantalla, y va a ser Sergio Peris Mencheta el encargado de meterse en su piel.
Lucía Dapena González.

El largometraje Capitán Trueno y el Santo Grial comenzará a rodarse a finales del mes de julio de este año, será dirigida por Antonio Hernández, (creados de Lisboa o Los Borgia). Será el primer filme español, que se ruede enteramente en 3D, como han informado fuentes de la producción de la película.

Ya podemos ponerle cara al mítico Capitán Trueno, y es que se ha confirmado que será Sergio Peris Mencheta quien se encargue de darle vida a este personaje.

No es la primera que director y actor trabajan juntos, ya que él también formó parte del elenco de actores que protagonizaron Los Borgia, en 2006. Tras encarnar en este filme a César Borgia, se mudó a Los Ángeles para probar suerte en el cine norteamericano. Y le fue bien. Allí ha reiniciado su carrera cinematográfica participando en diferentes rodajes, como Resident Evil Afterlife, The Last City y Love Ranch. Esta última le ha traído buenos resultados, ya que se proyectó en esta última entrega del Festival de Cannes, en donde su actuación llamó la atención de la crítica por ser potente y entregada.

Después de este primer pero intenso bagaje en Hollywood, vuelve a ser protagonista de una película con dirección y producción española, ya que las productoras encargadas son las valencianas Maltés Producciones y Sorolla Films. Además cuenta con la colaboración de Televisión Española, Canal Plus, Ciudad de la Luz, el Ministerio de Cultura y la distribución de Walt Disney Motion Pictures Iberia.

El director ha considerado que Sergio Peris coincide con el perfil físico del Capitán Trueno: un hombre alto, fornido y con gran potencia física.

En este filme se vuelve a encontrar con Elsa Pataky, con la que ya compartió rodaje en su primera película, El arte de morir,  de 1999. Esta actriz interpretará el papel de Sigrid, la reina de la isla de Thule y compañera de aventuras de Trueno. Y enfrentándose a Sigrid, un personaje femenino que será interpretado por Natasha Yarovenko, (protagonista de Habitación en Roma).

También se ha confirmado la participación de Gary Piquer en el papel del alterego del Capitán Trueno; será el supervillano Sir Black, que se enfrentará a nuestro héroe por la posesión del Santo Grial. El papel de Goliath será interpretado por Manuel Martínez.