Víctor Clavijo: "Me parecía interesante interpretar a alguien con ese secreto"

 
 
 


Víctor Clavijo en el Photocall

Víctor Clavijo en el Photocall

A la rueda de prensa de “18 Comidas” acudió un nutrido grupo de los actores que participan en la película. Después de la conferencia hablamos con Víctor Clavijo que interpreta el papel de un profesor de instituto que va a comer con su hermano en su casa pero al que no se atreve a confesarle su situación sentimental.

 
Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Macarena Pérez.

P: En tu caso la primera vez que apareces en el desayuno parece que vamos a conocer a una pareja en su vida normal, pero la segunda vez tiene un tinte y un desenlace más dramático. ¿Cómo empezáis a trabajarlo el bagaje pasado de pareja y la relación con tu hermano?

R: Sí, lo hicimos Sergio (Peris Mencheta) y yo. Trabajo previo, por así decirlo, de hablar claramente los dos, tener claro cómo era esa pareja, qué tiempo llevaban juntos, trabajando antecedentes para establecer el pasado en común, que era muy importante para que luego se viese de algún modo en la película. Hablamos mucho de cómo era esta pareja, cómo se conoció, cuál era el rol de cada uno y, sobre todo, del momento del conflicto. Es un momento de la escena en que no sabe por dónde tirar, qué quería cada uno, cuál era el motivo, cuál era el conflicto, dónde estaban los miedos y deseos de cada uno. Luego hicimos un trabajo de concentración previo a la escena.

Víctor es uno de los actores de "18 Comidas"

Víctor es uno de los actores de "18 Comidas"

No pactamos absolutamente nada. De hecho en la secuencia de la escena de la llamada del polítono, esto de “cógelo, maricón”, fue una sorpresa que me dio él, sin haberla pactado conmigo, lógicamente lo había hecho con Jorge. Fue, simplemente, cuál era la relación, creérnoslo por completo, mirándonos a los ojos y pensar. Somos los personajes y dejarte llevar. Confiar en lo que se te pide, en la organización, en lo que te pide el momento y seguir el impulso del momento, y, poco apoco, si estás metido en la situación el personaje te va metiendo, se va apoderando de ti, más que si tú lo diriges y coges las riendas.

P: Estuviste implicado en este proyecto desde el principio. Cuando te llegó el guión, ¿era éste el personaje que querías hacer desde el principio? ¿Te hubiera gustado hacer otro?

R: Éste me gustaba bastante. Me habían contado por encima el resto de las historias. Hay una pareja que le ocurre esto y ésta me gustaba mucho. Me parecía interesante a nivel actoral, meterse en la piel de alguien que tiene ese secreto en su vida. Nunca había hecho de homosexual, salvo en el primer corto que hice, en donde estaba Alejandro Amenábar llevando el sonido con Eduardo Noriega. Desde entonces no había hecho de homosexual y me apetecía mucho meterme en la piel con ese conflicto tan potente. El miedo que le impide mostrarse tal cual es y decir al mundo quién es él. Me parecía un conflicto potencial y me parecía muy interesante hacerlo con Sergio, con el que había compartido un trabajo, en el que hacíamos de hermanos durante dos años y con quien tenía complicidad. Me parecía un guión muy divertido. Aparte de un guiño, me parecía interesante trabajar con él porque nos conocíamos muy bien actoralmente. Nos complementamos muy bien.

P: En la misma escena de la cena se da la situación de un invitado, Camila, que se queda colgado en la comida, ve una discusión familiar, y no sabe cómo salir de allí…

 
Víctor Clavijo

Víctor Clavijo

R: Es un personaje que es un elemento extraño, que hace que toda la mierda no salga al principio porque hay un invitado. Cuando hay un invitado extraño a la historia familiar, al momento familiar íntimo, ese invitado hace de elemento de contención para no sacar los trapos sucios. Camila ejerce como la tapadera de una olla a vapor que hace que la presión se esté conteniendo hasta que llega un momento en que la cosa no puede más y revienta.

Ella también es la mirada del espectador de algún modo, flipando con todo aquello y a mí me parece  que es un elemento muy acertado. Meter a un invitado extraño que funciona como un contrapunto, estando ella tan flipada y tan perdida. Da ese contrapunto de comedia tan necesario para el drama.

P: ¿Qué recomendarías a los espectadores para que fueran a ver “18 Comidas”?

R: Yo destacaría que es una película completamente impredecible. Es decir, no van a saber lo que se van a encontrar. Van a disfrutar de un tobogán de emociones impredecibles y de un trabajo, en general, de los actores muy fresco y muy orgánico que no se suele ver en el cine. No es por nada, pero la tónica general de las películas son un guión, una luz, una marca que hace que el trabajo sea más previsible para un actor o menos orgánico, y aquí es la organicidad e imprevisibilidad pura.

Luis Tosar: "es un orgullo porque estoy compartiendo terna con Ewan McGregor"

 

Con motivo de la llegada a las salas de cine de la película “18 Comidas” tuvimos la suerte de poder entrevistar a uno de los actores más importantes y relevantes de este año: Luís Tosar. En esta película interpreta a un músico callejero que toca en las calles de Santiago y verá cómo una antigua relación reaparece en su vida a la vez que entabla una nueva amistad con un inmigrante.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Macarena Pérez´.

P: Cuéntanos ¿ Cómo describirías tu personaje?

R: Un tipo que tiene que luchar por cumplir los sueños que tiene en la vida. No le sale muy bien, pero por lo menos lucha. Ha tenido sueños que no se han cumplido. Probablemente quiso ser más de lo que es, quizá una estrella de la música. Pero creo que está contento con  lo que hace. Está tocando en la calle sus canciones; en fin tiene inquietudes y no se rinde. Por lo menos tiene un público, que es fluctuante, que va y viene, pero por lo menos lo tiene.

P: ¿Cómo se trabaja la relación con el personaje de Esperanza Pedreño, que viene a ser una vieja amistad que de repente vuelve a surgir en tu vida? El pasado que tienen en común, ¿lo imaginasteis de alguna forma, lo trabajasteis en común de alguna manera?

 
Luis Tosar

Luis Tosar

R: Trabajamos un poco la intrahistoria. Era estrictamente necesario saber de dónde venían estos tipos y conocer qué habían pasado juntos como para que esta situación se produjese en la actualidad. Alguien que recibe una llamada de alguien que se supone que hace diez años que no ve y algo ocurre ahí dentro, que está relacionado con lo más interno, con  lo más emocional hace que acuda a esa cita.

Hacíamos ensayos, básicamente intentando trabajar situaciones que estos personajes habían vivido más atrás. Aparecía también el hermano de Esperanza, como alguien que había servido de conexión, que también estaba en el mundo de la música, que habían tenido una banda juntos, que habían tenido un proyecto, pero que luego se produce una dispersión de las partes por ahí.

Queríamos que estuviese bien claro cuál era esa unión emocional que tenían estos dos personajes. Algo que podía haber sido y no fue, que siempre queda ahí y una vez más no se atreven a que esto ocurra. Y, una vez más, no ocurre porque la vida a veces es así, la vida es chafante, no pasa como en las pelis.

P: ¿Cómo ha sido para ti aunar actuación y música?

R: Bueno, sencillo, realmente es muy sencillo. Yo creo que todo es lo mismo, al fin y al cabo es interpretar. Yo ahí estaba interpretando canciones del autor de la banda sonora y de las canciones además de  interpretar a un personaje que era él. No encuentro demasiada diferencia.

P: Pero,  ¿te ha gustado la experiencia de cantar?

R: Sí, pero bueno, digamos que no es un musical. No es hacer de Gene Kelly en la película. Simplemente es un músico callejero  que está tocando como tocaría un músico en la calle. No tiene esas salidas románticas de ponerse a cantar… Eso sería más complicado.

P: ¿Cómo llegas a esta película, porque también estás implicado en la producción? ¿Este guión llega a ti de alguna manera? ¿Qué es lo que más te atrajo de este personaje?

R: Bueno, me atrajo el proyecto más que el personaje en realidad. Me atrajo el proyecto porque lo conocí desde que estaba en fase embrionaria, que es como estuvo hasta que se rodó. Allí nunca hubo un guión realmente escrito. Hubo una idea de película, un bosquejo de lo que podían  ser  las situaciones y conflictos de cada escena. Realmente lo que fuese a ocurrir no lo supimos hasta el día en que se rodó.

Pero me atraía la idea de estar en un proyecto así, tan peculiar y con un punto de partida a la hora de trabajar tan poco convencional. Hacer cine es como se hace siempre, que no tienes mucha oportunidad de descubrir cosas en el propio momento del rodaje. Y porque venía de Jorge (Coira). Jorge y yo somos compañeros desde el Instituto. Nos conocemos muy bien, y, claro, si hay una persona adecuada para que yo me metiera en un proyecto ten alocado como éste pues era Jorge, con el que tengo plena confianza y una complicidad de veinte años atrás.

P: ¿Alguna vez te has encontrado en una comida similar a ésta?

R: Sí, muchas veces. Todo el mundo ha tenido experiencias con comidas que eran lo soñado. En todas las relaciones de pareja hay un momento de una comida o una cena que se atraganta. No sé por qué tenemos tendencia  a sacar todos los malos rollos delante de todo el mundo. Hay algo atávico en todo esto.

 


Luis Tosar está nominado a Mejor actor europeo

Luis Tosar está nominado a Mejor actor europeo

P: En este caso, es de suponer que te atrajo directamente el que esté rodada  en Santiago y que se hable en gallego, ¿crees que puede haber algún problema como pasa en Cataluña con el doblaje en catalán? ¿Quieres reivindicar un poco el lenguaje autóctono en el cine español?

 

P: En la rueda de prensa comentaste que vives en promoción continua, ¿No tienes algún nuevo proyecto?

R: No sinceramente. Hay ideas de cosas que hacer pero están todas en fase muy primaria, todavía.

P: ¿Cómo ves a “También la lluvia” (film que presenta España para el Oscar a la mejor película en habla no inglesa, en la que también participa Luís Tosar) para el camino del Óscar?

R: Lo veo duro, muy duro porque estamos compitiendo con seis películas de toda Europa.  No las he visto todas, pero he visto alguna cosa por ahí y  me han hablado de otras que tienen muy buena pinta, con lo que va  a estar muy difícil.

P: Y, respecto a lo de mejor actor europeo, donde estás nominado, ¿cómo lo ves?

R: Hombre, es un orgullo ya empezando porque estoy compartiendo terna con Ewan McGregor, que es un actor que me gusta mucho. Es un tipo que siempre me sorprende en lo que hace y me gusta su forma de hacer y además me gusta especialmente en la película “El escritor”. En cualquier caso, es un orgullo compartir con un actor que trabaja en una película de Roman Polanski. El resto de las pelis de los competidores no las he visto. Me imagino que serán muy buenos. O sea, que también será complicado

R: Sí. No sé si es la intención de todas las partes, pero a mí me gusta la idea de que en las películas se hable en varios idiomas y, sobre todo, en un país como España, un país tan polilingüe es una riqueza. Estaría bien que hubiese más proyectos de  este estilo. No creo que todos tengan que ser así, ni mucho menos. Primero porque no tendría ningún sentido, pero si la propia historia obliga no creo que haya que ponerle trabas, porque son idiomas con los que convivimos. En Galicia se convive con el gallego y el castellano. En Cataluña con el catalán y el castellano. También tenemos el euskera, el valenciano… Es la sociedad en que vivimos, es natural y está muy bien. Yo creo que siempre es aportar, tener algo más. Todo esto suma, nunca resta.

Aura Garrido: "de repente estás compartiendo escenario con Marisa Paredes y Unax Ugalde"

 
 
 


Aura junto al cartel de la película

Aura junto al cartel de la película


Gracias al estreno de «Planes para mañana» tuvimos la ocasión de hablar con una de las actrices que participa en la película. Es Aura Garrido, una joven actriz que debuta en el cine con su papel de Mónica que le ha valido para lograr el galardón a la Mejor actriz nobel en la pasada edición del festival de cine de Málaga.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Anu Kaplas
P– ¿Cómo has afrontado el papel que tienes en “Planes para mañana”, que además es la primera película en la que participas? ¿Qué supuso para ti?
R– Con muchos nervios, mucha ilusión y  mucho trabajo, básicamente. Con muchos nervios porque estrenaba película y si siempre he tenido muchos nervios, imagínate. Con  mucha ilusión porque tenía un guión de ensueño. Me parece una oportunidad maravillosa y un papel espléndido, con unos compañeros geniales y una directora maravillosa. Y con mucho trabajo porque pensaba que no iba a ser capaz de hacerlo.
P– ¿Cómo ha sido tu experiencia de pasar de la televisión al cine? ¿Ha sido algo diferente?
R– Tampoco tengo mucha experiencia. Pero una de las grandes diferencias es el tiempo. En la televisión ruedas a matacaballo y una peli en dos semanas; bueno, ésta se rodó en cuatro. Tienes más tiempo, más ensayos y más cuidado en todo. El director tiene más tiempo para trabajar contigo, para ayudarte y, luego, fundamentalmente que la primera parte la grabamos en Cáceres, que es un poco su mundo. En la burbujita de Cáceres se bajó el ritmo y era casi como un campamento para hacer una película.

 
 
 


Aura Garrido es Mónica

Aura Garrido es Mónica


P- ¿Cómo definirías la relación que tienen tu personaje Mónica  con el de Raúl?

R– Creo que en las relaciones a distancia, que se hacen a través Internet, igual que el móvil,  no tienes que pasar los nervios de decirlo a la cara. Es mucho más libre para decir lo que quiera; simplemente lo puedes borrar, volver a escribir y no lo conoces, así que no pasa nada, te sientes más libre y más valiente. Mónica Y Raúl se cuentan todo, comparten  muchas cosas e inician una relación de mucha confianza, aunque no se hayan visto nunca. Luego por las cosas que suceden se encuentran y siguen adelante con eso que tenían.
P– Por curiosidad, una de las cosas que más me ha gustado de la película es cuando bailáis por la Webcam, ¿cómo fue el rodaje de esa escena?
R– Muy surrealista. El rodaje se hizo en dos partes separadas en el tiempo. Primero rodó Adrián a una Webcam imaginaria, bailando y haciendo el tonto. Luego yo tenía lo que había hecho él, interactuaba con lo que él había hecho. Para mí fue más fácil. El pobre Adrián lo tuvo que pasar mal. Es algo que a menudo, como actor, que tiene que actuar con algo que no existe, imaginártelo y lanzarte a la piscina. Pero fue muy tierno y muy bonito.
P– ¿Te costó mucho interpretar a una adolescente que se tiene que portar como una rebelde, pero que, a su vez, tiene que ser mucho más adulta de lo que debería ser?
R– Sí, es un personaje muy difícil. Tiene muchas capas: la que muestra, la que es, la que tiene debajo, la que no puede salir y que luego sale. Es muy complejo, pero bueno, al fin y al cabo es una chica que ha estado obligada a crecer demasiado pronto. Tiene mucho carácter y decisión, pero por la situación que vive se ha visto obligada a tomas las riendas y cuidar a su propia madre.

 
 
 


Aura Garrido

Aura Garrido


P- En el festival de Málaga te dieron el premio a la mejor actriz nobel, ¿qué ha supuesto para ti este galardón?

R– Te lo puedes imaginar. De repente te suceden cosas como que te encuentras en un escenario compartiendo palmarés con Marisa Paredes y con Unax Ugalde, que ha sido mi amor platónico desde que tenía 12 años, que viene, te da dos besos y te da la enhorabuena. Se convierte todo un poco en surrealista. Lo veo todos días cuando desayuno y pongo la tele. Bueno, tengo que tomarme todo esto como que es un trabajo, si es un sueño me vuelvo loca. Es un apoyo para decir que puedo seguir haciéndolo. Intento evitar todo ese submundo que hay alrededor de esto y tomarlo como un trabajo más.
P– ¿Qué recomendarías a la gente para que vaya a ver “Planes para mañana”?
R– Es una historia real, que tiene mucha verdad y que te llega. Es una película muy bonita, cercana y que puede emocionar a la gente, por lo menos a mí me emociona.

Juana Mecías: "Mujeres con la vida ya hecha que se plantean cambiar"

 
 
 


Juana Mecías

Juana Mecías


La semana pasada coincidiendo con el estreno en las salas hemos tenido la oportunidad de charlar con la directora de «Planes para mañana» Juana Mecías. Este film supone su primer largo después de una sólida y premiada carrera rodando cortometrajes.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Anu Kaplas
P– ¿Qué se siente al terminar tu primera película, ver que se estrena, que va a festivales y además gana premios?
R– La verdad es que estoy muy contenta porque es un camino largo, difícil, no solo lograr producirla sino que además llegue a las salas. Son como dos batallas que hay que librar y salir vencedor de las dos.
P– ¿Qué expectativas tienes sobre la película?
R– ¿Expectativas? Pues que llegue a la mayor cantidad de público posible. La verdad es que mi experiencia, cuando he estado en festivales, ha sido muy buena con el público. He visto que la película conecta con la gente, que a alguna le emociona y le llega la historia que cuenta.

 
 
 


Juana Mecías comentando su película

Juana Mecías comentando su película


P- ¿Cómo empiezas a escribir el guión? ¿Te planteaste escribir independientemente cada una de las historias, que podrían ser independientes, y las fuiste entrelazando o tenías una  idea mosaico desde el principio?

R– El origen de la película está en los personajes, en los puntos de conexión que tienen las mujeres. Mi idea era de personajes con una vida ya hecha y que  trascurriera en un tiempo muy corto. Luego surgió que fuera en un día, y en ese tiempo muy corto, muy concentrado, se planteara la posibilidad de cambiar sus vidas. Los personajes son los que estaban en el origen de la historia: mujeres y además en una edad entre los cuarenta y  cincuenta y tantos. A partir de ellos fueron surgiendo las posibles conexiones.
P– Personajes con la vida ya hecha que quieren cambiar…
R– Personajes femeninos con la vida ya hecha que se plantean o que la vida les pone por delante cambiar a partir de circunstancias vitales. El trabajo más complicado en el guión fue sintetizar los momentos más importantes de cada historia, que no son los mismos, durante ese día. Condensar y elegir qué momentos son importantes para esta historia en esas 24 horas. Es importante cómo se levantan, qué tienen que hacer ese día, cómo ese día que iba a ser de una manera  se tuerce y qué hace que se tuerza.
P– ¿Te ha basado en alguna experiencia personal?
R– Pues me he basado en hechos que me resultan cercanos, gente que conozco, o de gente que a lo mejor no conozco de primera mano; pero son historias muy reales y todos los sentimientos que se ponen en juego, todos los miedos, en las decisiones, en las historias también hay cosas que son mías o de los otros guionistas. No es que sea una biografía pero hay sentimientos y sensaciones que son mías.
P-¿Cómo fue la elección del casting?
R– Pensé en las actrices  que para mí podrían encarnar los personajes. No conocía a ninguna de ellas, pero les gustó mucho la historia que cuenta el guión y cómo veía yo la historia y cómo la quería rodar, que era tan importante. Tuve suerte con las protagonistas, con Goya, con Carme, con  Ana; pero para mí también eran importantes los personajes secundarios para que el conjunto de la peli diera sensación de verdad.
P– La música es muy llamativa. Pensaba que podía ser “Russian Red” quien podría firmar la banda sonora, ¿ésta es la música que te gusta o sólo para esta película?
R– La verdad es que a mí me gusta música muy heterogénea pero no es mi música. Fui encontrando y, poco a poco, fue confluyendo en canciones, en toques parecidos y en esto fue como yo vi la música para mi película. Tiene un toque melancólico. Un toque personal también.

 
 
 


La directora de "Planes para mañana"

La directora de "Planes para mañana"


P-En el caso de Aura Garrido, que era su primera película, ¿cómo preparaste su trabajo?

R– La verdad es que para mí en todos los casos era muy importante tener la oportunidad de ensayar y hablar de los personajes, pero, sobre todo, hacerlo ensayando. Tenía una idea muy clara de cada uno de los personajes, pero fue muy importante también escuchar cómo veían ellas sus personajes y en alguno de los casos incorporar alguna de sus ideas, y, en otros casos, pues no, porque iban en caminos distintos. Pero es un proceso muy enriquecedor.
Aura tenía un personaje muy complicado, muy  dramático. En algunos momentos muy complejo. Sobre todo ayudarla a que fuera encontrando la manera de sacar lo que yo creía que  podía sacar. Ya cuando hice las pruebas para el casting vi que Aura tenía mucho potencial como actriz, pero necesitaba una guía para poder sacarlo, para poder llegar a ciertos puntos a los que tenía que llegar. Lo hicimos trabajando mucho juntas y probando. Yo le decía ¿cómo crees tú que podemos hacer  esto? Y le iba haciendo que probara a llegar ahí de otras maneras.
P– ¿Qué recomendarías a los espectadores para que fueran a ver “Planes para mañana”?
R– Es una película de historias cercanas, con las que es fácil identificarse y con las que te puedes emocionar. Para ir al cine depende del estado de ánimo que tenga cada uno para elegir una película u otra. Ésta es una película para emocionarse y también creo que puede ser interesante para gente de las edades que estén como los personajes de la película, entre los 30, 40 ó 50, y también para gente más joven, que pueden conectar con la peli. La película es dramática pero con un trasfondo optimista y vitalista, todos elegimos la vida que llevamos.

Goya Toledo: "se acaba la humanidad como no lo aceptemos"

 
 
 


Photocall de Planes para Mañana

Photocall de Planes para Mañana

Con motivo del estreno de «Planes para mañana», tuvimos la oportunidad de hablar con Goya Toledo, una de las actrices protagonistas de esta película. En el caso de Goya interpreta a Inés, una ejecutiva centrada en su trabajo y con éxito que verá cómo su vida cambia en un sólo día.

 

Texto: Álvaro M. Angulo //Imagen: Anu Kaplas

P: ¿Cómo has abordado el papel para esta película? 

 R: Pues no lo sé. Poniéndome en la piel de ella, en cómo se tiene que vivir esa situación, hablando mucho con Juana (la directora) y ensayando bastante. A veces hay un sufrimiento o hay que tomar decisiones, pero sabes lo que es estar en una situación límite.

P: En el caso de tu personaje, Inés, descubre que está embarazada y se encuentra que no tiene a nadie que le apoye. ¿Cómo se  trabaja esa reacción de afrontar que todo lo que tiene debía de ser de una forma y resulta ser todo lo contrario?

R: Te pasan cosas en la vida porque te pasan y hay otras que te las buscas. Yo creo que en el caso de Inés diera mucha compañía a la gente, no ha hecho nada hasta ese momento para cuidar esa parcela de su vida. Ha ido a lo suyo. Ha trabajado todo lo que ha podido y más para conseguir su estatus. Tampoco se ha planteado si necesitaba gente a su alrededor o no, y cuando la necesita no está.

 
 
 


Goya Toledo

Goya Toledo

P: En la película se muestra a una mujer con 39 años que se queda embarazada y se muestra un poco catastrofista, ¿crees que puede reflejar la realidad?

 

R: Bueno, sí. A muchas mujeres les pasa. Tener un hijo les cambia la vida. En el caso de ella, sobre todo, por el tema profesional, le cambia sí o sí. Es un cambio radical. Y creo que tener un hijo es un cambio radical, pero que te puede apetecer también. No puedes cambia tu persona pero vas a dedicar menos tiempo a ti y más tiempo a tu hijo.

P: El personaje tuyo muestra las dificultades que tienen las mujeres, se supone que ahora menos, para tener una vida completa. ¿Te ha ocurrido a ti, en la vida real, que por algún motivo de éstos (como le dicen a tu personaje su jefe: “si vas tener un hijo, no puedo prescindir de ti nueve meses”) hayas sufrido algún tipo de discriminación?

R: No, jamás. Yo tengo un trabajo de dos o tres meses. Si estás embarazada no puedo hacer la película o sí, dependiendo si lo permite el personaje. Pero no me ha pasado, quizás porque no estoy en una empresa fija. No me ha pasado hasta ahora. No sé si hay mujeres a quienes les pasa, sería muy triste.

P: ¿Crees que la sociedad ha cambiado, que está empezando a aceptar que es una cosa normal el que sea compatible el ser madre y continuar trabajando?

R: Es que es normal, que se acaba la humanidad como no lo aceptemos, no vamos todos a vivir a Marte o a traerlos de allí. Está claro que los cuerpos están preparados para eso.

P: ¿Qué viste en esta película para participar en ella?

R– Pues me encantó lo que le pasa al personaje. Y si me gusta un papel, pues me entrevisto con el director. Y cuando hablé con Juana sobre que iba a ser una película que me gustaría ver. Pero todas las historias me parecían atractivas.

 
 
 


Goya Toledo contestando a las preguntas

Goya Toledo contestando a las preguntas

P: Existe un cierto paralelismo con “Amores perros”, ¿cuándo leíste el guión también te lo recordó?

 

R: A mí, la verdad que no. Te puede recordar escenas o que son historias paralelas, pero los guiones son totalmente distintos. O sea, cuando leí “Amores perros” no tuve la misma sensación que cuando leí “Planes para mañana” para nada. Los personajes no es que sean blanco o negro, es que no tiene nada que ver los que les pasa a unos y a otros.

P: Las películas que has hecho tenían muchos tintes dramáticos, ¿no te ha surgido ninguna película en que interpretaras papeles un poco más cómicos?

R: En una película con Fernando Colomo hace tres o cuatro años. Y en otra de Vicente Peñarrocha, “Fuera del cuerpo; bueno, tenía también su parte de drama. Pero he hecho más drama que comedia y me apetece muchísimo ahora hacer una comedia. Pero por ahora sigo haciendo dramas. No tanto como éste, pero comedia, comedia, no.

P: ¿Qué recomendarías a la gente para que fuera a ver “Planes para mañana”?

R: Van a disfrutar de una buena película y a ver historias cotidianas con situaciones extraordinarias por las decisiones de los personajes. Yo la recomiendo cien por cien porque no le va defraudar.

Ana Labordeta: "No sé porqué no se atreven con este tipo de películas"

 
 
 
 


Ana Labordeta en el photocall

Ana Labordeta en el photocall


Después del pase y rueda de prensa de «Planes para mañana» tuvimos la oportunidad de charlar con Ana Labordeta. Ana interpreta a una de las mujeres protagonistas de esta cinta, en donde hace el rol de Marian, una mujer que tiene que lidiar con un matrimonio en descomposición marcado por los malos tratos y buscará el apoyo de su hija Mónica para afrontarlo.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Anu Kaplas
P– ¿Cómo afrontaste el papel de Marian en “Planes para Mañana”?
R– Cuando Juana (Mecías) me pasa el guión me quedé muy sorprendida, porque para ser un primer guión a mí me gustó mucho. Me gusta que sean historias de mujeres que han pasado ya los 40, algo que me atrae. El guión me atrapa porque creo que es algo muy honesto, tiene mucha verdad y es muy real.
En la parte que me toca interpretar, lo más difícil para mí, fue que la historia ya está empezada, y bastante.  Cuando a Marian se la ve por primera vez en la imagen es una mujer muy torturada, que ya viene con un bagaje y una maleta llena de cosas. Entonces, fue una de las cosas que más trabajamos con Juana y los demás en los ensayos. Lo que hicimos  fue poner todos los ingredientes del cocido para que cuando empezara a rodar estuviera ya todo con su aromita y en su justa medida.

 
 
 
 


Ana Labordeta es Marian

Ana Labordeta es Marian


P- En la película se muestra un mensaje en contra de los malos tratos que sufren las mujeres, en concreto tu personaje, y vemos cómo es el personaje de Aura (Garrido) quién parece llevar las riendas de la situación. ¿Trabajaste mucho este aspecto con Aura?

R– El rodaje fue muy rápido. Teníamos poco tiempo y una cosa muy importante y, que en eso Juana fue muy inteligente, fue que los actores pudimos ensayar bastante, para que cuando llegásemos a los decorados, toda la parte técnica no nos impusiera, de manera que nos permitiera trabajar lo que estaba pasando, las situaciones.
Aura y yo hablamos y trabajamos mucho. Nos pusimos de acuerdo en muchas cosas que no estaban en el guión, pero que nosotras como actrices, como personajes, teníamos que aclararnos: qué es lo que pasaba, qué había ocurrido, cuando había empezado y por qué. Además hemos tenido la inmensa suerte de haber conectado ambas. Desde el primer día nos entendíamos muy bien, de mirada, de comunicación, eso que llama química, un buen feeling.
P– En relación a los malos tratos, ayudará a la gente que vaya a ver la película el mensaje que transmite. Hará reflexionar un poco a los espectadores y saber que si está pasando una situación como la que sufrió tu personaje, aunque sea un vínculo muy estrecho que se tenga, hay que reaccionar.
R– Claro, creo que en este momento hay una conciencia muy grande sobre eso y ves en los telediarios que ponen el teléfono de ayuda y animan a las personas que se encuentren en esa situación a que llamen, a que pidan ayuda a un amigo o a un hijo.
Hablé con gente a la que le ocurre una situación parecida a la que le ocurre a Marian y el problema de eso es que te paralizas. Me contaba todo el mundo que ha vivido la situación que te paralizas. Eres incapaz de accionar porque han conseguido destruir tu autoestima. Entonces son personas  que se consideran una mierda, se consideran feas, que no sirven para nada. Creo que es un sentimiento muy general que les ocurre a todas estas personas que están en una relación de dependencia, donde hay un maltrato sicológico o un maltrato físico.
Y, bueno, creo que si esto ayuda a las mujeres a pensar y reflexionar que de toda situación terrible uno puede  salir si quiere y puede y si consigue ayuda.

 
 
 


Ana Labordeta junto a Juana Mecías

Ana Labordeta junto a Juana Mecías


P- Ver un personaje principal, una mujer de cuarenta años, de este tipo no es habitual, ¿crees que puede llamar la atención, acostumbrados a ver héroes masculinos?

R– Creo que sí. Además hay espacio para todos, para la comedia, para películas para adolescentes y para películas de acción. Y hay espacio para películas en que las protagonistas,  no quiere decir que sea una película de mujeres para mujeres, son mujeres a partir de 40 años y que habla de sentimientos, de emociones, de relaciones y de conflictos. No sé por qué extraña razón los productores y los distribuidores no se atreven con este tipo de películas.
P– Creo que en el cine una película no tiene que ser para mujeres aunque puede hablar de mujeres y que los sentimientos que se transmiten lo sientan también los hombres…
R– Sí. Ahora ya estamos lo suficientemente preparados. Estamos en el siglo XXI, esa cosa que hace años hablaba de cine para mujeres hecho por mujeres para mujeres ya está superada. Es verdad que todavía sigue habiendo pocas directoras. No creo que se deba clasificar de esta forma una película hecha por una mujer, al fin y al cabo el guión lo escribieron una mujer y dos hombres. Me parece un poco limitar las cosas porque se habla de mujeres.
Juana ha optado porque sean personajes femeninos los que desarrollen en este caso la acción. Y aquí la mayoría habéis sido chicos y muy pocos os habéis sentido con la impresión de que sea un  película de mujeres para mujeres.
P– ¿Qué recomendarías de “Planes para mañana” para que la gente fuera a verla?
R– Pues que la gente a la que gusta el cine, que le gusta que le cuenten una  historia, una historia con sentimientos, emociones y relaciones, tiene que venir a ver “Planes para mañana”. 

Presentación de “Planes para Mañana”


Ana Labordeta, Aura Garrido, Juana Macías y Goya Toledo

Ana Labordeta, Aura Garrido, Juana Macías y Goya Toledo

Esta semana ha tenido lugar la exhibición para los medios de la película española “Planes para mañana”. Se trata de la ópera prima de la premiada cortometrajista Juana Macías (Goya al Mejor Cortometraje por “Siete cafés por semana”.). Después de su exitoso paso por el festival de Málaga, en donde fue premiada con los galardones a la Mejor Dirección, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Guión novel,  llega este viernes diecinueve de noviembre a las salas de toda España dispuesta a ofrecer una alternativa de calidad a los espectadores.

 Texto: Álvaro M. Angulo // Foto: Anu Kaplas

 En el reparto de “Planes para mañana” encontramos a Carme Elías (Goya a la Mejor actriz por “Camino”), Goya Toledo (“Amores perros”, “Las 13 rosas”), Ana Labordeta (Premio Unión de Actores por “Amar en tiempos revueltos”) y Aura Garrido (Premio Mejor Actriz de Reparto en la pasada edición del Festival de Málaga y actriz de varias series de televisión como “Física o Química” o “La Pecera de Eva”). Ellas son las encargadas de dar vida a las mujeres que verán cómo sus vidas son sacudidas por diferentes circunstancias vitales y tendrán que afrontar los cambios que se les avecinan.

 

Rueda de prensa de "Planes para Mañana"

Rueda de prensa de "Planes para Mañana"

En la rueda de prensa pudimos escuchar de primera mano las intenciones que tuvo Juana Macías cuando se planteó la película: «quería contar una historia cercana y con personajes que resultaran reconocibles, de los que veo por la calle y no en las pantallas, y de los que tienen ya una vida hecha y se atreven a cambiarla». Siendo “Planes para mañana” un reflejo de esta sociedad en la que vivimos, Macías comentó que se ha basado en observar la realidad para escribir el guión, “habla de aspectos vitales un poco distintos, con historias muy dramáticas pero tiene un punto de vista vitalista, ya que todos elegimos la vida que llevamos”. 

Juana Macías

Juana Macías

Y lo hace mostrando a personajes que no son nada habituales de ver como protagonistas en el cine: mujeres rondando los cuarenta años. A lo largo de cuatro historias que se entrelazan veremos cómo son los problemas y la vida que tienen, y cuáles son las decisiones que toman, «ahora hay mucha obsesión por buscar la felicidad y para ello a veces hay que arriesgarse y lanzarse a lo desconocido. Puedes ir a por mucho, pero es que también tienes que dejar mucho, y la normalidad amable es la que menos te puede mover internamente para cambiar». 

Para los que puedan pensar que se trata de un film hecho por y para mujeres, comentó que “es una película protagonizada por mujeres, dirigida por una mujer, con la que las mujeres pueden sentirse identificadas, pero no por ello es una película para mujeres, al igual que las películas protagonizadas por hombres no son sólo para hombres, porque sino las mujeres iríamos poco al cine”, ironizó Juana Macías.

 

“18 Comidas” se muestra en Madrid

Parte del reparto junto al director

Parte del reparto junto al director

Este pasado miércoles tuvo lugar la presentación de la película “18 Comidas” en los céntricos cines Princesa de la capital. Al evento acudió una amplia representación del reparto coral de la cinta (Luís Tosar, Cristina Brondo, Esperanza Pedreño, Víctor Clavijo, o Juan Carlos Vellido) junto con su director Jorge Coira. “18 Comidas” es uno de los proyectos españoles más atractivos que llega a la cartelera, concretamente, hoy mismo podremos ir a verlo en las salas.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Macarena Pérez

“18 Comidas” es un propuesta coral presentada en tres actos (desayuno, comida y cena) con múltiples puntos de vista, casi tantos como platos de alimentos veremos y al menos parecido al número de personajes que se nos presentan. Todo ello ambientado en la actual Santiago de Compostela, con su rica gastronomía y precioso idioma de trasfondo.

Rueda de prensa

Rueda de prensa

Jorge Coira comentó que “la idea de hacer una película coral fue para hablar de que la vida es rara, y funcionaba mejor plantear diferentes historias, porque te da una visión más compleja y completa. Y también por el placer del cine de historias cruzadas”, añadió además su gusto por títulos como “Magnolia”, pero explicó que de tener algún referente, éste sería Cassavetts o la cinta irlandesa “Once”. “Al principio no sabía cuál era el tema, no conseguía verbalizarlo. Finalmente diría que es intentar ser felices, lo difícil que es, a veces; la vida se pone rara y te lo pone difícil, y, a veces, para lograrlo tienes que pasar por un infierno para serlo” continuó explicando Coira.

A lo largo de la duración de “18 Comidas”  veremos a gente normal en torno a una mesa en la que se nos mostrarán escenas desde lo más cotidiano a lo más dramático. “En cuanto a la comida tiene dos elementos muy extremos, porque la comida es el acto más puramente prosaico, el llenar el cuerpo para seguir adelante, y, a la vez, es un espacio en el que pasan cosas de lo más sublime, desde los propios sabores a los momentos vitales que pasan durante una comida. Pasan muchas cosas alrededor de una mesa”, explicó el director.

Jorge Coira responde a la prensa

Jorge Coira responde a la prensa

“Me planteé que hubiese la mayor variedad posible, desde cosas extremadamente sencillas hasta una gran comilona como un churrasco en una fiesta; comida de alta cocina y cocina tradicional, la idea era generar esa idea de caleidoscopio” definió el director y montador, y, seguramente, sea una de las mejores formas de definir esta película; como si de una receta de cocina se tratara, las diferentes historias se mezclan y se van añadiendo poco a poco para dar como resultado un mosaico de realidades, algunas más dulces y otras más agrias.

Caza a la espía

 

 


Cartel de la película

Cartel de la película

“Armas de destrucción masiva”. Desgraciadamente a todos nos suenan estas palabras. Y lo primero que nos evocan es la guerra de Irak. Bueno, más bien a la justificación oficial que se ofreció para emprender el conflicto. Basada en los libros de Joseph Wilson y Valerie Plame, que en la ficción serán encarnados por Sean Penn y Naomi Watts, y dirigida por Doug Liman, el director de la Saga de Bourne, llega esta noche a nuestras carteleras con  este thriller político de espías y altas dosis de realidad histórica reciente.

 

Álvaro M. Angulo //Imagen: Image.net

Caza a la espía” (Fair Game, USA 2010) nos ofrece una versión de cómo se elaboró la estrategia por parte del gobierno de Estados Unidos de América para embarcarse en la guerra de Irak. Para ello nos situaremos en primera línea de la inteligencia americana, en la piel de la agente Valerie Plame de la CIA que será una de las vanguardias para salvaguardar el bienestar pero que verá cómo el poder de la Casa Blanca se impone para servir a su agenda. El marido de Plame, el senador Joseph Wilson se verá inmerso también en este montaje y luchará para que se conozca la verdad, a pesar de tener en contra toda la maquinaria de la Sala Oval.

Naomi Watts

Naomi Watts

Liman nos presenta un trabajo bastante redondo, con un ritmo adecuado para este tipo de películas, con un montaje vertiginoso aunque no tanto como el que nos había mostrado antes, que no te dejará tranquilo a observar qué pasa, sino que te exigirá cierto esfuerzo neuronal para distinguir lo que muestra de lo que conocimos que pasó, cualidad bastante destacable estos días para una película. Además le acompañan unos inspirados Sean Penn y Naomi Watts que bordan sus papeles, tanto como matrimonio con ciertos problemas como de reivindicador de la verdad y de espía ejemplar respectivamente.

Sean Penn

Sean Penn

“Caza a la espía” es una buena elección si quieres ver algo más que un mero entretenimiento, que gracias a su clave de thriller no te dejará respirar y de paso te puede dar una idea más o menos veraz de cómo es el trasfondo para iniciar una guerra y dónde se gesta, que acompañado con las imágenes de archivo del presidente Bush y de su secretario de prensa reafirmándolo, te dará la sensación de presenciar un verdadero agujero a la realidad que nos esconden, y de paso  saber para qué se usa el aluminio.

La Red Social

 

Quién iba a pensar que una película sobre redes sociales lograría tanto éxito, sobre todo porque no habla sobre ellas. Pero los que sí que debieron ver algo fueron los responsables de este film, dos pesos pesados de la industria cinematográfica como son David Fincher (“El club de la lucha”, “Zodiac” o “Seven”) en la dirección y Aaron Sorkin (“El Ala Oeste de la Casa Blanca” o “Algunos hombres buenos”) como guionista.

 

Álvaro M. Angulo // Imagen: Image.net

Los creadores de Facebook

Los creadores de Facebook

La Red Social” nos cuenta cómo surgió Facebook, focalizando la historia en torno a su creador, Mark Zuckerberg, del cual hace una radiografía, pero sin tomar una posición a favor suyo o en contra, y de los problemas judiciales en los que se encuentra inmerso en la actualidad. Y conviene recalcar estos dos momentos, el presente de juzgados y demandas que se nos muestra simultáneamente con los días de la universidad en el cual era un genio asocial de la informática.

En un nuevo ejercicio de ofrecer sus servicios a favor de la narración, Fincher logra firmar una de las mejores películas de este año, en la cual nos sumergiremos en una historia, reciente, ya que nos retrotraemos a 2003, que se nos irá presentando sin tregua alguna y a un ritmo vertiginoso, contagiado por unos diálogos cortantes e inteligentes, a los que hay que sumar el buen hacer del reparto coral de los actores; como resultado una nueva película que sigue redondeando la carrera de Fincher y que seguramente le valga más de una alegría para la próxima ceremonia de los Oscar.

Mark Zuckerberg en la ficción

Mark Zuckerberg en la ficción

“La Red Social” es la oportunidad de presenciar durante sus dos horas de duración, que no se notan, la historia de Facebook, breve pero intensa, una de las empresas que mayor impacto ha tenido en los últimos tiempos. Está contada de una forma tan sencilla y natural, sin ningún artificio, que muestra la maestría de Fincher porque es realmente hacer este tipo de narración.

“La Red Social” te dejará con la duda de si estamos ante un verdadero niño prodigio multimillonario o ante un genio asocial que cortó todas las cabezas que tuvo por delante para lograr la posesión de una empresa que ahora mismo vale varios billones de dólares y tiene quinientos millones de usuarios, y al ritmo que van tanto el libro como la película poco quedará para alcanzar esta cifra de lectores y espectadores.