Neptuno se merecía una noche así

Con la victoria del Atlético de Madrid frente al Athletic de Bilbao, los aficionados colchoneros salieron a las calles de Madrid eufóricos y con muchas ganas de celebrarlo, dos años después volvía a conseguir el segundo título más importante del continente, los rojiblancos podrán presumir de tener en sus vitrinas dos Uefa Europa League en tres años, algo que nunca nadie había conseguido.

Arturo Herrera Díez.

 

 

El http://www.schoolshistoryproject.co.uk/t9n7y3j5wff ambiente en el centro de la Tramadol Fedex Visa capital  española comenzaba a ser más impactante, todas esas tardes que antes habían pasado entre lágrimas y lamentos se convirtieron en sonrisas, abrazos, saltos, cánticos, fotos para la historia. https://southglosfoodfest.co.uk/g9n1fyu214 Neptuno se merecía una https://mon-film-teinte.com/kece7l4rg4 fiesta europea como ésta, equipo, afición y directiva disfrutarán de ello el jueves por la tarde.

Entre tanto el núcleo importante de la celebración, Neptuno, empezaba a acoger más y más aficionados del https://www.torufix.ee/466uuiha Atleti, la gente estaba exhausta no terminaban de creerse lo que su épico equipo había conseguido, buena parte de culpa la tienen el entrenador http://www.david-guetta.org/5r4d2b7tiko “El Cholo” y https://chessplus.net/dcfonzev Falcao “El Tigre” que anotó dos goles dignos de un héroe, a punto estuvo de alcanzar el tercero pero el palo lo evitó, tras la gran actuación del colombiano, faltaba que el brasileño Diego pusiera la guinda con una finta digna de un artista.

https://www.davidpottrell.co.uk/blog/ktpy1tqpo Radamel Falcao consigue de esta manera algo insólito en esta competición, levantar el trofeo con dos equipos diferentes, en https://shop.lorena.at/ecswduzih24 dos años consecutivos y siendo el máximo artillero en ambas campañas de la Europa League. Personalmente este jugador tiene un acierto de cara a gol y un oportunismo, que le hacen ser único, sus movimientos en el área son imprevisibles para los contrarios.

Volviendo de nuevo a la celebración, se produjeron una serie de altercados debido a la euforia producida haber ganado una final, pero hay que saber controlarse y medir tus actos. Comenzaron los lanzamientos de bengalas, petardos y demás tipos de artefactos, en un momento dado el cuerpo policial consideró que se estaban traspasando una serie de límites y decidieron intervenir para que el problema no fuera a más.

El clásico grupo de energúmenos trato de plantar cara a la Policía Nacional, el resultado fueron más de cincuenta detenidos y al menos tres decenas de personas necesitaron las ayudas sanitarias, en definitiva se debe de respetar al prójimo y celebrarlo con buenas maneras que permitan que sea una fiesta y no una batalla campal. Enhorabuena para todos los aficionados del Atlético de Madrid.