Cristina Brondo: "Ese miedo a no aspirar a algo por miedo a perderlo"

 
 
 


Cristina Brondo en el Photocall

Cristina Brondo en el Photocall

Después del pase y rueda de prensa de “18 Comidas” tuvimos la ocasión de hablar con una de las actrices que acudió a esta puesta de largo de la película para los medios en Madrid. Se trata de la bella actriz Cristina Brondo, que en esta cinta da vida a una mujer embarcada en una relación que no le da todo lo que ella quiere.

 

 

Texto: Álvaro M. Angulo //Imagen: Macarena Pérez

P: ¿Cómo te llegó este proyecto y qué es lo que te atrajo de él?

R: Jorge (Coira) me dice de tomar un café y que tiene algo que proponerme. Yo a Jorge lo conocía de algún estreno, pero poco. Y me comenta que tiene esta idea, que va a ser todo improvisado y que somos bastantes actores y que si  me apunto, él estará encantado. Pues, la verdad, le vi tan emocionado, tan ilusionado y tan seguro de sí mismo que me apunté enseguida. También es cierto que al saber que es montador además de director me dio mucha tranquilidad porque en una película así el montaje es esencial. Aparezco en Galicia, hacemos un ensayito y acepto.

P: Tu personaje cuando aparece al principio, no sabemos muy bien qué es lo que ocurre. Ella se encuentra en una casa y está echando a alguien…

R: Lo que queda claro es que estoy echando a alguien. Vale.

P: Pero luego en la segunda escena, vemos el porqué de ese comportamiento, una relación que el espectador desconoce, ¿trabajasteis cómo es esa relación o improvisasteis?

 
Cristina Brondo

Cristina Brondo

R: Se pactaron cosas. Incluso hicimos alguna secuencia de cómo se habían conocido, de algún primer momento. Hicimos una secuencia en que él era un profesor y yo un poco le abordaba como queriendo algo más. La tipa era inteligente y que no era una tigresa que se quería tirar al profesor y punto. Lo que pasa es que él como buen Catedrático zanja el tema y resolvimos que una vez que él dejara de ser profesor ahí si empezara la relación. Y eso lo hablamos, básicamente para que cuando empieza  la secuencia de la cena ya tiene que haber una relación. Y eso sí lo teníamos que tener claro. De dónde veníamos y quiénes éramos y el porqué mi personaje está cansado de esa relación y el porqué él se excusa de que no quiere comprometerse y no quiere avanzar más.

P: Antes de ver la cena que tenéis, acabamos de ver cómo el personaje de Esperanza (Pedreño) no sabe lo que quiere, en cambio el tuyo lo tiene muy claro y los dice directamente. ¿Crees que puede ser una situación que puede darse hoy en día, que la gente está muy bien sola, como single, que no quiere ningún tipo de compromiso?

 
Cristina interpreta a una estudiante enamorada de su profesor

Cristina interpreta a una estudiante enamorada de su profesor

R: Puede ser. Hemos pasado de un extremo a otro. Venimos de un extremo que tienes que estar en pareja para ser feliz y mucha gente que no se arriesgaba a estar sola. Ahora sí que nos hemos acostumbrado a que la felicidad individual sea lo primero. Creo que lo quiere reflejar Jorge Coira en esta relación, no es eso; sino cómo una relación de un señor mayor con una chica joven no avanza por el miedo que tiene él a que la chica joven le deje. Ese miedo, esa cobardía a no aspirar a algo porque te va a hacer feliz por miedo a perderlo. Eso sí que es actual. Es lo que quiere contar, que a veces por miedo no nos metemos en la piscina que nos gustaría estar.

De todas maneras, yo creo que en el personaje de Antonio (el profesor) el toque final es de tristeza. Se queda solo pero se queda triste. Ve pasar la vida ante sí, el tren de su vida, a la mujer de su vida, pero como de alguna manera no se atreve, no lo agarra bien.

P: ¿Qué recomendarías a los espectadores de “18 Comidas”?

R: Pues mira, para este tiempo otoñal, nada mejor que meterse en el cine para ver “18 Comidas” porque se está muy a gustito en el cine y, sobre todo, porque es una película de momentos cotidianos y de cosas pequeñitas. Relaciones humanas normales sin grandes heroicidades ni grandes momentos, sino cosas que puede resultar que te las cuente un amigo y digas que tampoco es para tanto, pero que a quien le pasan le va la vida.

P: Y ya que tenemos una película de comidas, ¿cuál es tu comida preferida, la que más te gusta y cuál es tu plato preferido?

R: Me gustan todas, me encanta comer, además soy macrobiótica y como a menudo. La que más me gusta es la cena, pues es como que el día ya ha acabado y tengo mis verduritas ahí preparadas, mi tofu, mi sopa miso calentita y ésa es en la que más disfruto.

Víctor Clavijo: "Me parecía interesante interpretar a alguien con ese secreto"

 
 
 


Víctor Clavijo en el Photocall

Víctor Clavijo en el Photocall

A la rueda de prensa de “18 Comidas” acudió un nutrido grupo de los actores que participan en la película. Después de la conferencia hablamos con Víctor Clavijo que interpreta el papel de un profesor de instituto que va a comer con su hermano en su casa pero al que no se atreve a confesarle su situación sentimental.

 
Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Macarena Pérez.

P: En tu caso la primera vez que apareces en el desayuno parece que vamos a conocer a una pareja en su vida normal, pero la segunda vez tiene un tinte y un desenlace más dramático. ¿Cómo empezáis a trabajarlo el bagaje pasado de pareja y la relación con tu hermano?

R: Sí, lo hicimos Sergio (Peris Mencheta) y yo. Trabajo previo, por así decirlo, de hablar claramente los dos, tener claro cómo era esa pareja, qué tiempo llevaban juntos, trabajando antecedentes para establecer el pasado en común, que era muy importante para que luego se viese de algún modo en la película. Hablamos mucho de cómo era esta pareja, cómo se conoció, cuál era el rol de cada uno y, sobre todo, del momento del conflicto. Es un momento de la escena en que no sabe por dónde tirar, qué quería cada uno, cuál era el motivo, cuál era el conflicto, dónde estaban los miedos y deseos de cada uno. Luego hicimos un trabajo de concentración previo a la escena.

Víctor es uno de los actores de "18 Comidas"

Víctor es uno de los actores de "18 Comidas"

No pactamos absolutamente nada. De hecho en la secuencia de la escena de la llamada del polítono, esto de “cógelo, maricón”, fue una sorpresa que me dio él, sin haberla pactado conmigo, lógicamente lo había hecho con Jorge. Fue, simplemente, cuál era la relación, creérnoslo por completo, mirándonos a los ojos y pensar. Somos los personajes y dejarte llevar. Confiar en lo que se te pide, en la organización, en lo que te pide el momento y seguir el impulso del momento, y, poco apoco, si estás metido en la situación el personaje te va metiendo, se va apoderando de ti, más que si tú lo diriges y coges las riendas.

P: Estuviste implicado en este proyecto desde el principio. Cuando te llegó el guión, ¿era éste el personaje que querías hacer desde el principio? ¿Te hubiera gustado hacer otro?

R: Éste me gustaba bastante. Me habían contado por encima el resto de las historias. Hay una pareja que le ocurre esto y ésta me gustaba mucho. Me parecía interesante a nivel actoral, meterse en la piel de alguien que tiene ese secreto en su vida. Nunca había hecho de homosexual, salvo en el primer corto que hice, en donde estaba Alejandro Amenábar llevando el sonido con Eduardo Noriega. Desde entonces no había hecho de homosexual y me apetecía mucho meterme en la piel con ese conflicto tan potente. El miedo que le impide mostrarse tal cual es y decir al mundo quién es él. Me parecía un conflicto potencial y me parecía muy interesante hacerlo con Sergio, con el que había compartido un trabajo, en el que hacíamos de hermanos durante dos años y con quien tenía complicidad. Me parecía un guión muy divertido. Aparte de un guiño, me parecía interesante trabajar con él porque nos conocíamos muy bien actoralmente. Nos complementamos muy bien.

P: En la misma escena de la cena se da la situación de un invitado, Camila, que se queda colgado en la comida, ve una discusión familiar, y no sabe cómo salir de allí…

 
Víctor Clavijo

Víctor Clavijo

R: Es un personaje que es un elemento extraño, que hace que toda la mierda no salga al principio porque hay un invitado. Cuando hay un invitado extraño a la historia familiar, al momento familiar íntimo, ese invitado hace de elemento de contención para no sacar los trapos sucios. Camila ejerce como la tapadera de una olla a vapor que hace que la presión se esté conteniendo hasta que llega un momento en que la cosa no puede más y revienta.

Ella también es la mirada del espectador de algún modo, flipando con todo aquello y a mí me parece  que es un elemento muy acertado. Meter a un invitado extraño que funciona como un contrapunto, estando ella tan flipada y tan perdida. Da ese contrapunto de comedia tan necesario para el drama.

P: ¿Qué recomendarías a los espectadores para que fueran a ver “18 Comidas”?

R: Yo destacaría que es una película completamente impredecible. Es decir, no van a saber lo que se van a encontrar. Van a disfrutar de un tobogán de emociones impredecibles y de un trabajo, en general, de los actores muy fresco y muy orgánico que no se suele ver en el cine. No es por nada, pero la tónica general de las películas son un guión, una luz, una marca que hace que el trabajo sea más previsible para un actor o menos orgánico, y aquí es la organicidad e imprevisibilidad pura.

Luis Tosar: "es un orgullo porque estoy compartiendo terna con Ewan McGregor"

 

Con motivo de la llegada a las salas de cine de la película “18 Comidas” tuvimos la suerte de poder entrevistar a uno de los actores más importantes y relevantes de este año: Luís Tosar. En esta película interpreta a un músico callejero que toca en las calles de Santiago y verá cómo una antigua relación reaparece en su vida a la vez que entabla una nueva amistad con un inmigrante.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Macarena Pérez´.

P: Cuéntanos ¿ Cómo describirías tu personaje?

R: Un tipo que tiene que luchar por cumplir los sueños que tiene en la vida. No le sale muy bien, pero por lo menos lucha. Ha tenido sueños que no se han cumplido. Probablemente quiso ser más de lo que es, quizá una estrella de la música. Pero creo que está contento con  lo que hace. Está tocando en la calle sus canciones; en fin tiene inquietudes y no se rinde. Por lo menos tiene un público, que es fluctuante, que va y viene, pero por lo menos lo tiene.

P: ¿Cómo se trabaja la relación con el personaje de Esperanza Pedreño, que viene a ser una vieja amistad que de repente vuelve a surgir en tu vida? El pasado que tienen en común, ¿lo imaginasteis de alguna forma, lo trabajasteis en común de alguna manera?

 
Luis Tosar

Luis Tosar

R: Trabajamos un poco la intrahistoria. Era estrictamente necesario saber de dónde venían estos tipos y conocer qué habían pasado juntos como para que esta situación se produjese en la actualidad. Alguien que recibe una llamada de alguien que se supone que hace diez años que no ve y algo ocurre ahí dentro, que está relacionado con lo más interno, con  lo más emocional hace que acuda a esa cita.

Hacíamos ensayos, básicamente intentando trabajar situaciones que estos personajes habían vivido más atrás. Aparecía también el hermano de Esperanza, como alguien que había servido de conexión, que también estaba en el mundo de la música, que habían tenido una banda juntos, que habían tenido un proyecto, pero que luego se produce una dispersión de las partes por ahí.

Queríamos que estuviese bien claro cuál era esa unión emocional que tenían estos dos personajes. Algo que podía haber sido y no fue, que siempre queda ahí y una vez más no se atreven a que esto ocurra. Y, una vez más, no ocurre porque la vida a veces es así, la vida es chafante, no pasa como en las pelis.

P: ¿Cómo ha sido para ti aunar actuación y música?

R: Bueno, sencillo, realmente es muy sencillo. Yo creo que todo es lo mismo, al fin y al cabo es interpretar. Yo ahí estaba interpretando canciones del autor de la banda sonora y de las canciones además de  interpretar a un personaje que era él. No encuentro demasiada diferencia.

P: Pero,  ¿te ha gustado la experiencia de cantar?

R: Sí, pero bueno, digamos que no es un musical. No es hacer de Gene Kelly en la película. Simplemente es un músico callejero  que está tocando como tocaría un músico en la calle. No tiene esas salidas románticas de ponerse a cantar… Eso sería más complicado.

P: ¿Cómo llegas a esta película, porque también estás implicado en la producción? ¿Este guión llega a ti de alguna manera? ¿Qué es lo que más te atrajo de este personaje?

R: Bueno, me atrajo el proyecto más que el personaje en realidad. Me atrajo el proyecto porque lo conocí desde que estaba en fase embrionaria, que es como estuvo hasta que se rodó. Allí nunca hubo un guión realmente escrito. Hubo una idea de película, un bosquejo de lo que podían  ser  las situaciones y conflictos de cada escena. Realmente lo que fuese a ocurrir no lo supimos hasta el día en que se rodó.

Pero me atraía la idea de estar en un proyecto así, tan peculiar y con un punto de partida a la hora de trabajar tan poco convencional. Hacer cine es como se hace siempre, que no tienes mucha oportunidad de descubrir cosas en el propio momento del rodaje. Y porque venía de Jorge (Coira). Jorge y yo somos compañeros desde el Instituto. Nos conocemos muy bien, y, claro, si hay una persona adecuada para que yo me metiera en un proyecto ten alocado como éste pues era Jorge, con el que tengo plena confianza y una complicidad de veinte años atrás.

P: ¿Alguna vez te has encontrado en una comida similar a ésta?

R: Sí, muchas veces. Todo el mundo ha tenido experiencias con comidas que eran lo soñado. En todas las relaciones de pareja hay un momento de una comida o una cena que se atraganta. No sé por qué tenemos tendencia  a sacar todos los malos rollos delante de todo el mundo. Hay algo atávico en todo esto.

 


Luis Tosar está nominado a Mejor actor europeo

Luis Tosar está nominado a Mejor actor europeo

P: En este caso, es de suponer que te atrajo directamente el que esté rodada  en Santiago y que se hable en gallego, ¿crees que puede haber algún problema como pasa en Cataluña con el doblaje en catalán? ¿Quieres reivindicar un poco el lenguaje autóctono en el cine español?

 

P: En la rueda de prensa comentaste que vives en promoción continua, ¿No tienes algún nuevo proyecto?

R: No sinceramente. Hay ideas de cosas que hacer pero están todas en fase muy primaria, todavía.

P: ¿Cómo ves a “También la lluvia” (film que presenta España para el Oscar a la mejor película en habla no inglesa, en la que también participa Luís Tosar) para el camino del Óscar?

R: Lo veo duro, muy duro porque estamos compitiendo con seis películas de toda Europa.  No las he visto todas, pero he visto alguna cosa por ahí y  me han hablado de otras que tienen muy buena pinta, con lo que va  a estar muy difícil.

P: Y, respecto a lo de mejor actor europeo, donde estás nominado, ¿cómo lo ves?

R: Hombre, es un orgullo ya empezando porque estoy compartiendo terna con Ewan McGregor, que es un actor que me gusta mucho. Es un tipo que siempre me sorprende en lo que hace y me gusta su forma de hacer y además me gusta especialmente en la película “El escritor”. En cualquier caso, es un orgullo compartir con un actor que trabaja en una película de Roman Polanski. El resto de las pelis de los competidores no las he visto. Me imagino que serán muy buenos. O sea, que también será complicado

R: Sí. No sé si es la intención de todas las partes, pero a mí me gusta la idea de que en las películas se hable en varios idiomas y, sobre todo, en un país como España, un país tan polilingüe es una riqueza. Estaría bien que hubiese más proyectos de  este estilo. No creo que todos tengan que ser así, ni mucho menos. Primero porque no tendría ningún sentido, pero si la propia historia obliga no creo que haya que ponerle trabas, porque son idiomas con los que convivimos. En Galicia se convive con el gallego y el castellano. En Cataluña con el catalán y el castellano. También tenemos el euskera, el valenciano… Es la sociedad en que vivimos, es natural y está muy bien. Yo creo que siempre es aportar, tener algo más. Todo esto suma, nunca resta.

“18 Comidas” se muestra en Madrid

Parte del reparto junto al director

Parte del reparto junto al director

Este pasado miércoles tuvo lugar la presentación de la película “18 Comidas” en los céntricos cines Princesa de la capital. Al evento acudió una amplia representación del reparto coral de la cinta (Luís Tosar, Cristina Brondo, Esperanza Pedreño, Víctor Clavijo, o Juan Carlos Vellido) junto con su director Jorge Coira. “18 Comidas” es uno de los proyectos españoles más atractivos que llega a la cartelera, concretamente, hoy mismo podremos ir a verlo en las salas.

Texto: Álvaro M. Angulo // Imagen: Macarena Pérez

“18 Comidas” es un propuesta coral presentada en tres actos (desayuno, comida y cena) con múltiples puntos de vista, casi tantos como platos de alimentos veremos y al menos parecido al número de personajes que se nos presentan. Todo ello ambientado en la actual Santiago de Compostela, con su rica gastronomía y precioso idioma de trasfondo.

Rueda de prensa

Rueda de prensa

Jorge Coira comentó que “la idea de hacer una película coral fue para hablar de que la vida es rara, y funcionaba mejor plantear diferentes historias, porque te da una visión más compleja y completa. Y también por el placer del cine de historias cruzadas”, añadió además su gusto por títulos como “Magnolia”, pero explicó que de tener algún referente, éste sería Cassavetts o la cinta irlandesa “Once”. “Al principio no sabía cuál era el tema, no conseguía verbalizarlo. Finalmente diría que es intentar ser felices, lo difícil que es, a veces; la vida se pone rara y te lo pone difícil, y, a veces, para lograrlo tienes que pasar por un infierno para serlo” continuó explicando Coira.

A lo largo de la duración de “18 Comidas”  veremos a gente normal en torno a una mesa en la que se nos mostrarán escenas desde lo más cotidiano a lo más dramático. “En cuanto a la comida tiene dos elementos muy extremos, porque la comida es el acto más puramente prosaico, el llenar el cuerpo para seguir adelante, y, a la vez, es un espacio en el que pasan cosas de lo más sublime, desde los propios sabores a los momentos vitales que pasan durante una comida. Pasan muchas cosas alrededor de una mesa”, explicó el director.

Jorge Coira responde a la prensa

Jorge Coira responde a la prensa

“Me planteé que hubiese la mayor variedad posible, desde cosas extremadamente sencillas hasta una gran comilona como un churrasco en una fiesta; comida de alta cocina y cocina tradicional, la idea era generar esa idea de caleidoscopio” definió el director y montador, y, seguramente, sea una de las mejores formas de definir esta película; como si de una receta de cocina se tratara, las diferentes historias se mezclan y se van añadiendo poco a poco para dar como resultado un mosaico de realidades, algunas más dulces y otras más agrias.