Defensa experimental, pero el resultado es fundamental

El Barça que cuenta no conoce la derrota este año ni en Champions ni en Liga, recibe a su máximo rival, el Real Madrid, ambos en momentos de forma distintos, pero muy peligroso para su contrario. El Barça experimentará una defensa debido a las bajas que tiene.

https://shop.lorena.at/lzfp54y1d Arturo Herrera Díez.

FOTO: EUROPA PRESS

FOTO: EUROPA PRESS

En la portería no hay duda Valdés es un fijo, salvo en Copa del Rey, la pareja de centrales estará formada si no hay sorpresa por Song y Mascherano, ninguno de los dos juega de central habitualmente, pero las lesiones hacen que Tito tenga que reinventar cosas nuevas, de perder hoy el Barcelona, la excusa sería la poca compenetración de estos dos jugadores, al contraataque el Madrid le puede destrozar en este aspecto.

En el lateral derecho, no parece haber dudas, el brasileño Alves, es el dueño de ese carril, en lado opuesto hay más variedad, el internacional Jordi Alba y el ex sevillista, Adriano, ambos aseguran dar guerra con sus subidas, Jordi Alba parece ganar enteros pero no se puede descartar el cambio de cromos.

La primera línea de tres parece fija e inamovible, de pivote o clásico cinco, Busquets, su capacidad de robar balones y soltar rápido y bien el balón, le hacen indiscutible. Le acompañarán, la dulzura personificada en un campo, como es Andrés Iniesta, pese al poco tiempo y ritmo que lleva, hará algo hoy que nos deleite. Por supuesto, no podía faltar a esta cita Xavi, el reloj, motor, epicentro, todo pasa por él, lo inicia él lo crea y lo estudia en escasos segundos para que salga bien.

Arriba parece que la figura de la estrella, Messi, es fija y las otras dos posiciones pueden ser ocupadas por muchos jugadores. Alexis, que promete siempre lucha y garra allí arriba, además de suerte de cara a gol, complicaría mucho a Marcelo o Coentrao, y evitaría sus subidas, los haría replegar continuamente. Villa, aún no está a tope, pero causaría miedo en la defensa blanca, sus internadas desde la banda derecha, siempre son peligrosas, sabe hacerlo muy bien arrancando desde allí. Pedro, el canario también tiene sus opciones, trabaja mucho tanto en ataque en la presión, como en defensa cuando se le requiere, es muy escurridizo y si tiene el día puede arañar algo. Fábregas puede hacer de nuevo de falso nueve, con mucha libertad, y en plena racha goleadora, el catalán llega muy bien a este encuentro, dudo que Tito le quite del once, está sacando petróleo siempre que puede, comienza a tener los galones que el año pasado se le achacaban. Po último Tello, veloz canterano, atento, participativo pero en alguna ocasión peca de individualista, abusa de su tiro al palo largo desde el perfil izquierdo, eso sí, cuando le sale, es el gol de la jornada.

En definitiva, se espera un partido inédito, siempre hay algo diferente en estos clásicos, todo el mundo lo termina comentando en todos los sitios del mundo, por una cosa o por otra, por un jugador o por otro, pero aporta mucha información, la intensidad con la que juegan estos futbolistas estos partidos te permite vibrar. Si el equipo culé vence, sellaría casi la liga.

La lesión del capitán, oscurece la victoria en Da Luz

El Barça consigue su primera victoria en el Estadio Da Luz de Portugal del Benfica, los goles marcados por Alexis Sánchez y Cesc Fábregas, permiten contar sus partidos de este año por victorias. La nota negativa fue la lesión de Puyol al caer de mala manera, tras un salto. Vuelve la alegría de Iniesta y Busquets fue expulsado, partido típico de Uefa Champions League.

https://www.torufix.ee/irmtem7pfl8 Arturo Herrera Díez.

La primera ocasión clara fue para los portugueses, Bruno César, con su potente pierna izquierda, el balón le bota, y Valdés detiene el tiro, en dos tiempos, el peligro no pasa a mayores.  El Benfica estaba muy ordenado con dos líneas juntas, como todos los equipos lo plantean, esperando al Barça entregándole la posesión y esperar hacer algo de daño al contraataque, así serían todas las oportunidades que tuvieron para marcar.

Celebración de Cesc en el segundo gol; FOTO: Reuters

El Barça por su lado, con su misma idea, de amasar el balón una y otra vez, sin parar el juego en exceso, con los cambios de ritmo pertinentes, la movilidad de Pedrito, Messi y Alexis arriba hacían pensar que el primero estaba cerca, así fue, el astro argentino entra casi hasta la línea de fondo, levanta la cabeza y pone un centro raso, con fuerza para que llegue Alexis a ras del suelo para poner por delante a su equipo, acababan de pasar cinco minutos y el Barça ya lo tenía encaminado.

Aunque el Benfica fuera por detrás en el marcador, no le iba a perder la cara al partido, e incomodó a su rival gran parte del primer tiempo, sus robos rápidos de balón con una avalancha de seis de sus jugadores, hacían que el Barça se echara más para atrás para evitar sorpresas. El equipo luso, está formado por bastantes ex jugadores de la Liga Española, como los argentinos Salvio y Garay. Su delantero Lima, de origen brasileño, tuvo una gran ocasión, pero el portero culé muy atento lo rechazó con su pierna izquierda, desechando la ilusión del empate.

El Barça era consciente del peligro contrario, Puyol en una posesión en defensa, decide lanzar un gran balón a Cesc de cuarenta metros, que el jugador total no termina de encauzar, se la roba un defensa, muy buen pase del capitán, cuando se atreve fuera de su parcela, nos demuestra que cumple en muchos aspectos del juego.

Es ahora el chileno Alexis el que intenta sentenciar el partido, devolviéndole el pase del primer gol a Messi, pero el portero del Benfica, muy atento detiene el disparo de la pulga, con una gran estirada al palo largo, Artur hizo grandes paradas, una vez más y en poco tiempo el Alexis tendría una buena oportunidad, un pase medido de Xavi, le deja solo tras su desmarque y la echa por encima del larguero. Con el 0-1 se llegaría al descanso.

Con el comienzo de la segunda parte, y la misma predisposición de ambos equipos, los portugueses esperando y el Barça durmiendo el partido, podía pasar cualquier cosa, y lo que ocurrió fue que el salvador de la pasada jornada en Sevilla, Cesc, se volvía a asociar con Messi tras un eslalon del tricampeón del balón de oro, que le daba un gran pase, el catalán orientó el balón con su control, y con un golpeo de empeine exterior con la zurda vatio a Artur. Ha comenzado la racha goleadora esta temporada de Fábregas, se avecina el clásico y es posible que sume un gol contra el máximo rival, cuando tiene confianza demuestra aquella cifra que costó.

El paso de los minutos era monotemático, el Benfica tocó poco el balón, se vio al Barça que comenzó a deslumbrar, además de tener siempre el balón, llegaban con mucha facilidad, los portugueses se movían de un lado a otro viendo pasar jugadores y el balón en esos grupos de tres o cuatro jugadores, el clásico rondo. Llevado a cabo a su máximo exponente, el marcador pudo haber sumado más goles para el conjunto español. Del Benfica había noticias o chispazos de calidad del payaso Aimar, que jugadorazo pura fantasía, salió en la  segunda parte, y deleitó al público con su visión de juego, además como buena noticia reaparecía el manchego, Andrés Iniesta, el héroe de todos.  Pero no todo podían ser grandes noticias, la lesión de Puyol, desagradable, muy difícil de ver,fue sustituido por Song, se dice que tiene una luxación en el codo, es escalofriante. La mala suerte se ha cebado de nuevo con el eterno capitán, hoy volvía de su anterior lesión y le ocurre esto, ojalá tenga una temprana recuperación. Villa entró sustituyendo a Pedro, pero no le dio tiempo a mucho.Además Busquets fue expulsado por  una inexplicable entrada, parece que está empezando a pagar los platos que rompió años anteriores, engañando a los árbitros. Y Nolito se reencontró contra el equipo donde se formó.

De esta manera, el Barça ha ganado todo lo que ha jugado, llega muy bien para enfrentarse al Real Madrid, duelo de titanes que puede resolver muchas dudas para unos y otros, se espera que sea un partido memorable.

Tramadol Hexal 100Mg Online Benfica: Artur; Maxi Pereira, Jardel, Garay, Melgarejo; Matic, Enzo Pérez (Pablo Aimar 59´), Nico Gaitán (Nolito 74´), Salvio, Bruno César (Carlos Martins 45´); Lima.

https://yogurdefresa.es/egxpaoul90 Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Puyol (Alex Song 77´), Mascherano y Jordi Alba; Sergio Busquets, Xavi Herández y Cesc Fábregas (Iniesta 71´); Pedro (David Villa 81´), Alexis Sánchez y Messi.

Goles: 0-1: Alexis Sánchez 6´; 0-2: Cesc Fábregas 55´

Árbitro: Cüneyt Cakir (TUR). Expulsó con roja directa a Busquets min.87´ y amonestó a Fábregas 18´, Pedro 28´ por el Barcelona; Bruno César 37´ y Carlos Martins 84´ ,Matic 85´ y Jardel 88´ por el Benfica.

Incidencias: Segunda jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputada en el estadio lisboeta de La Luz frente a unos 62.000 espectadores.

Con el guaje no se paga peaje en Nervión…

El Barcelona sufrió muchisimo para llevarse los tres puntos del Pizjuán. Los blaugranas tuvieron que remontar hasta un 0-2 que se les puso en contra gracias al doblete de Cesc Fábregas y David Villa sobre la bocina. Mucha polémica por la expulsión de Medel y una posible mano en el 2-2 de Thiago.

Arturo Herrera Díez

Celebración del Barça contra el Sevilla; Foto: Reuters

Celebración del Barça contra el Sevilla; Foto: Reuters

El partido empezó con el guión esperado, el Barça con https://chessplus.net/6kuwnd2 posesiones muy largas, moviendo el balón rápido de un lado a otro, dando https://www.lesbaigneusesdebiarritz.com/kuuncml9d fluidez al juego, pases rápidos, uno o dos toques. Mientras el Sevilla esperaba agazapado defendiendo con uñas y dientes su portería y aledaños. Las ayudas entre los jugadores sevillanos eran continuas, no daban tregua a la presión.En un robo de balón nació el primer gol del partido, por parte del conjunto entrenado por Michel, tras robar el balón envían la pelota a Navas que avanza y centra pasado, aparece Can I Get A Prescription For Tramadol Online Trochowski y la cruza con su pierna izquierda sin pensárselo dos veces, Valdés nada puede hacer, y el que fuera verdugo del máximo rival culé parecía que también les iba a amargar la noche a los catalanes.  El Sevilla al verse por delante en el marcador siguió aplicando la misma fórmula, resguardado en su campo y esperar una oportunidad al contraataque, y así se llegó al descanso.

En apenas tres minutos, el ex canterano del Real Madrid, http://gerbangkaltim.com/2020/03/24/v2aqvpp2 Álvaro Negredo, firmaría un http://www.schoolshistoryproject.co.uk/yogezxd gol de una bella factura, controla el esférico, avanza con él, se encuentra con Song, le enseña el balón se lo lleva en la dirección correcta pero algo largo, mientras Valdés empieza a salir, https://www.schneiderannerl.at/gv487p1 él ya ha pensado que va a hacer y se la levanta por encima con su zurda, dejando constancia de la clase que atesora en ella.

La cara de asombro de los futbolistas del Barcelona es para enmarcar, http://www.jenics.com/r703no4da Tito Vilanova no se lo cree, pero los suyos siguen con la misma idea y filosofía, tocar una y otra vez hasta que se abra la poblada defensa andaluza, se produce un rechace en la línea de tres cuartos y le cae el balón a Cesc, según le viene la enchufa con la izquierda abajo, Palop se estira pero no llega, el ex gunner acababa de meter de nuevo en el partido a su equipo. En pocos minutos iba a conseguir marcar un gol y forzar la expulsión del chileno Medel, en un lance el mediocampista sudamericano le acerca su frente a la cara de Cesc, y éste se mueve aturdido por el golpe, el árbitro considera que la agresión es merecedora de expulsión, le muestra la roja directa.

Michel no da crédito, no deja de gesticular y protestar en la banda, el Barça empieza a creer en sí mismo y en su fútbol, crea ocasiones pero no las remata, hay mucha gente taponando los lanzamientos. Messi bota una falta que va directa a la escuadra, pero Palop la toca y la envía a córner. El asedio blaugrana empieza a ser desesperante para su rival, con la entrada de Tello, se abre más el campo y se llega más a la línea de fondo, pero no aciertan a disparar. De nuevo Cesc iba a ser clave, colándose dentro del área y definiendo con el exterior de la derecha, mientras forcejeaba por con un defensa, corre a por el balón y lo deja en el centro, sabiendo que la remontada era posible. Michel se enciende y termina siendo expulsado, vería el último desde la grada, a pie de campo.

Era el momento del guaje, ese jugador que lleva el gol en la sangre, que necesita menos de doce minutos para demostrar que es importantísimo para su club, Villa recibe un balón en la esquina izquierda del área sevillista, parece que va a hacer su clásico tiro con parábola al palo largo, cree conveniente asociarse con Messi, éste le devuelve la pelota y el asturiano fusila con en el peine su bota izquierda a Palop, su compañero de selección que una vez tuvo un gesto feo con el dándole una patada cuando Villa jugaba en el Valencia, se cobró la venganza.

Villa y Cesc, ayudados por Messi destrozaron un admirable partido del Sevilla, en treinta minutos pueden ganar cualquier partido, hacen cosas que solo están a  su alcance y los rivales no pueden parar semejante vendaval. La nota negativa fue la lesión de Thiago, que estará al menos ocho semanas de baja, cuando empezaba a tener más minutos.

Sevilla: Palop; Cicinho, Botía, Spahic, Fernando Navarro; Maduro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Kondogbi 76´), Trochowski (Manu del Moral  38´); y Negredo (Luna 80´).
Barcelona: Valdés; Alves (Villa´), Mascherano, Song, Jordi Alba; Xavi, Busquets (Thiago 76´), Cesc Fábregas; Alexis (Tello 70´), Messi y Pedro.
Goles: 1-0, 26´ Trochowski. 2-0,48´ Negredo. 2-1, 53´ Cesc Fábregas. 2-2, 89´ Cesc Fábregas. 2-3, 93´ Villa.
Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (C. Valenciano). Expulsó con roja directa al sevillista Medel (72´), por agredir a un contrario, y al técnico Míchel (89´), por protestar tras el empate a dos del Barcelona. Amonestó a los locales Rakitic (28´) y Botía (´95), y a los visitantes Busquets (70´) y Mascherano (75´).

El tridente mágico fulmina al Mallorca

El Barça recupera su juego habitual tras golear al Mallorca a pesar de las importantes bajas del cuadro de Guardiola, que demostró la profundidad de su banquillo. El tridente atacante Messi-Villa-Pedro volvió a ser decisivo, con un gol cada uno, sumando 56 en total en toda la liga. El triunfo se antoja aún más importante tras el pinchazo madridista, recuperando la ventaja de siete puntos al frente de la tabla.

Daniel Lobo.

Villa y Messi celebrando la victoria del Barcelona. Foto: fcbarcelona.cat

Después de una semana titubeante, tras empatar en El Molinón y caer en el Emirates, el FC Barcelona ha vuelto a levantar la cabeza, donde tras la ajustada victoria ante el Athletic Club de Bilbao, Pep ha tenido una semana para trabajar con sus jugadores y enfocarles de nuevo en el camino correcto. La visita a Mallorca no era tarea fácil, ya que además de haber empatado en el Nou Camp en la primera vuelta, el cuadro de Mourinho tampoco logró llevarse el gato al agua en su visita a la isla.

Con cuatro titulares fuera de combate, como eran Xavi, Puyol, Alves y Valdés, era la prueba de fuego para el banquillo azulgrana, que cumplió a la perfección sin echar de menos a nadie. Pinto ya acumula dos encuentros en la portería, sin que nadie se haya fijado en la diferencia, Maxwell y Adriano cumplieron con su papel en la banda, sin dejar espacios en defensa como ocurrió en Londres y, Keita se comió el centro del campo durante todo el choque, oxigenando a Busquets e Iniesta para que jugasen con comodidad.

En cuanto al juego, el Mallorca salió dispuesto a todo, presionando al Barcelona hasta su propia área, mostrando desde el principio las uñas dejando notar que iban a vender cara la derrota. Los culés no daban tres pases seguidos, lo que aprovecharon los locales, para con Nsue por la banda derecha comenzar a generar peligro. Los intentos del Mallorca se iban haciendo cada vez más peligrosos, disponiendo de varios córneres, en uno de los cuales Webó a punto estuvo de estrenar el marcador.

No fue hasta pasados veinte minutos cuando Villa y Messi realizaron una conexión, que acabó en saque de esquina, en lo que fue el primer acercamiento con peligro a la meta de Aouate. La presión del Mallorca estaba haciendo estragos en la creación de juego blaugrana, teniendo que bajar Messi a recibir hasta el centro del campo.

Entonces, el partido tuvo una fase con alternativas para ambas escuadras, sin control del juego, lo que ponía muy nervioso a Guardiola. De Guzmán gozó de un buen centro al corazón del área, pero intento de vaselina la leyó bien Pinto frustrando la oportunidad, mientras que a la jugada contraria Adriano se metió hasta la cocina, encontrándose con la mano de Aouate en el último momento. En esta fase del partido, aprovechó para golpear Messi y así noquear a los baleares justo antes del descanso.

Una pinchada de Keita para la “pulga” dentro del área, que tras orientarse el cuero con un toque de cabeza, vuelve a rematar con la testa para elevar el balón por encima de Aouate con una preciosa vaselina. El gol dio alas al  Barça, que trató de buscar el segundo antes del final de la primera mitad, aprovechando que los locales aún se encontraban noqueados con el tanto.

En la segunda mitad el Barça ya se había convertido en dueño y señor del partido, contra un Mallorca que se había replegado en defensa y disminuido la intensidad en la presión. Iniesta y Busquets campaban a sus anchas, lo que propició las oportunidades de Villa y Pedro, que comenzaron a aparecer con mayor asiduidad por la meta mallorquina. En un pase medido de Busquets desde mitad de cancha, Villa se plantó sólo ante Aouate, recortándolo en la frontal para empujar a puerta vacía el segundo, culminando su cuarto partido consecutivo anotando.

En la medio hora restante ya no hubo partido. Los locales habían bajado los brazos definitivamente, a pesar de los intentos de Laudrup con la entrada de hombres frescos. Sólo diez minutos después Pedro se inventó una maravilla, que se coló como un obús en la portería de Aouate, que no pudo hacer nada para evitarlo.

Con la victoria en el bolsillo, Pep dio descanso a sus jugadores habituales, teniendo en cuenta el carrusel de choques que se le avecina en las próximas fechas. Importante victoria, que además de devolver la ventaja de siete puntos sirve para enderezar el rumbo del buen juego, justo antes de uno de los compromisos más duros de la liga, la próxima visita a Valencia. Para el miércoles Xavi y Alves se encontrarán dispuestos para Guardiola, para tratar de continuar por la senda de la victoria.

El Barça gana sin despeinarse

Messi fue el líder absoluto del FC Barcelona en el Reyno de Navarra. Ningún equipo había conseguido sacar la victoria del fortín osasunista, pero dos goles y asistencia de Leo Messi fueron suficientes para romper la defensa del cuadro de Camacho y conseguir tres puntos vitales tras el partido del clásico. El pequeño argentino fue el mejor, ante un Osasuna muy bien plantado en el terreno de juego, con las ideas muy claras y físicamente bien preparados.

Daniel Lobo Ojeda / Foto: europapress.com

El partido sufrió un retraso de más de cuarenta y cinco minutos debido a la tardanza del Barcelona en llegar hasta Pamplona. El cuadro catalán, esperó hasta el último momento para iniciar el desplazamiento hasta la capital navarra, debido a un malentendido tanto con la Federación como con Aena. La Rfef afirmó al equipo que preside Sandro Rosell que el partido se aplazaría hasta el domingo, sin haberlo consultado ni siquiera con Osasuna, mientras que Aena insistía en que el Barça tendría su avión el sábado, a pesar de la huelga de controladores que paralizó el país. Al final tuvieron que emprender un viaje en Ave hasta Zaragoza para posteriormente llegar en autobús hasta el Reyno de Navarra. Gracias a la comprensión de Osasuna se celebró el partido, que esperaron hasta la llegada del Barcelona sin ningún tipo de problema.

Los jugadores del Barça celebrando uno de los goles.

En el campo, Guardiola no quiso cambiar nada tras la goleada del clásico y alineó al once de gala para llevarse una victoria histórica, nunca había ganado el cuadro culé su partido tras endosar una manita al máximo rival. Osasuna comenzó más metida en el partido, teniendo dos córner en los primeros dos minutos de encuentro, poniendo muchos problemas a su rival con la fuerte presión.

Pero a pesar de haber llegado casi sin tiempo, la profesionalidad de los jugadores blaugranas se hizo patente en el campo, gozando de la primera ocasión clara tras una gran triangulación entre los tres pequeños atacantes. Los rojillos no se rendían y, tras una incursión de Juanfran en el área de Valdés, apareció Pedrito para robarle el cuero y cometer un claro penalti sobre el jugador osasunista. El colegiado no lo vio tan claro y dejó sin señalar una pena máxima que podría haber cambiado la historia del partido. Con los locales realizando una fuerte presión en la salida del balón de los centrales culés, Valdés cometió un grave error cediendo el balón a Soriano en la frontal del área, que con su pierna izquierda lanzó un chut centrado que pudo atajar el portero. Claro regalo del meta catalán que no supo aprovechar Osasuna para adelantarse en el electrónico.

Tenía muchas dificultades el cuadro blaugrana para llegar a los dominios de Ricardo, hasta que apareció Messi para desequilibrar la balanza. Un pase del argentino en medio de la defensa dejó sólo a Pedro que resolvió sin problemas para anotar el primer gol. En la primera ocasión clara que tuvieron la metieron para adentro, a pesar de no haber dominado el juego como acostumbran. A la siguiente jugada, otra jugada entre Villa, Pedro y Messi termina con un disparo de la pulga a la base del poste, desde una posición sin ángulo.

Tras estos dos minutos de locura, el Barça se tranquilizó y comenzó a mover el balón de un lado a otro. Osasuna no se descompuso y siguió jugando igual, a pesar de marchar por debajo en el marcador. El descanso dio de nuevo energía a los locales, que con la entrada de Pandiani en el campo salieron mucho más enchufados para tratar de lograr la igualada cuanto antes, aunque no legaron a probar a Valdés.

Al cuadro de Pep le volvió a costar incorporarse al choque, mostrándose muy poco activo en ataque en los primero minutos. Pero como no, apareció Villa en la medular enviando un pase profundo a Messi, que se marchó en velocidad con un control orientado y definió muy fácil ante Ricardo. Messi volvía a marcar tras un partido sin hacerlo, demostrando la gran afinidad que tiene con su compañero Villa.

A partir de aquí, el Barça fue dueño del juego, aunque Osasuna no bajo nunca los brazos ni cedió en su presión, aunque con el paso de los minutos fueron acusando el esfuerzo. Villa dispuso de varias ocasiona para ampliar la cuenta, pero Ricardo no estaba dispuesto a ponerles las cosas fáciles al guaje, que se marchó una noche más en blanco. A poco del final, Messi se introdujo en el área y fue derribado claramente por Sergio. Esta vez Teixeira Vitienes si señaló el punto fatídico. Messi desde los once metros selló el marcador con el definitivo 0-3, sumando tres puntos de oro y sumando la séptima victoria consecutiva como visitante en los que va de campeonato, otro récord del equipo catalán. Messi con sus dos dianas alcanza la cifra de 56 goles en 50 partido de 2010, una cifra realmente increíble.

Ahora el Barcelona afronta el trámite de la Liga de campeones en su casa frente el Rubin Kazán, único equipo que no ha perdido contra el FC Barcelona en todas las competiciones en los dos últimos años. Aunque con el primer puesto asegurado, Guardiola tendrá la vista puesta en el crucial derbi del sábado ante el Espanyol. Los de Pochettino tratarán de fastidiar a sus vecinos en su carrera por la liga.

Disfruta de los goles del choque:

España sale victoriosa del infierno escocés

La Selección Española de Fútbol superó a Escocia (2-3) y lidera el grupo I de la fase de clasificación para la Euro2012, con 9 puntos. Los de Vicente Del Bosque sufrieron más de lo esperado pero no olvidaron su juego en los noventa minutos de encuentro. Iniesta y Llorente marcaron en el día que David Villa lograba su gol número 44 con La Roja.

Natalia Vidal Blanch

David Villa, 44 goles para la historia. Foto: UEFA.com


Hampden Park, uno de los mayores santuarios del fútbol europeo, vibró de principio a fin con un encuentro plagado de buen fútbol y decenas de ocasiones perdidas por los de Vicente Del Bosque. En el tercer partido de la fase de clasificación para la Eurocopa de Ucrania y Polonia, los internacionales sufrieron más de lo necesario cuando los escoceses empataron el partido en apenas 11 minutos del segundo tiempo.

El encuentro empezaba con una Escocia arropada por un público enfervorecido que ovacionaba cada pase, cada ocasión, como si les fuera la vida en ello. En los primeros minutos, a España le costó desarrollar su juego debido a la presión ejercida por los centrocampistas rivales.  La primera llegada con peligro de los españoles se producía en el minuto 12’ cuando Villa remataba un balón que no pudo controlar de inicio y que terminó por encima del larguero.

El delantero asturiano, ansioso por entrar en la historia de la Selección, lo intentaba una y otra vez, pero la puntería no le acompañaba. Dos minutos más tarde, remataba a portería tras un pase de David Silva, de nuevo en el once titular. El disparo blando, terminó en las manos de McGregor. El guardameta escocés tuvo una gran noche, evitando que su selección saliera goleada del Hampden Park de Glasgow.

Parecía que Escocia se limitaba a ser la comparsa de España pero en el minuto 17’ del primer tiempo, llegaba la primera jugada con peligro de los de Craig Levein. Capdevila, providencial durante todo el partido, paraba con la pierna un tiro de Fletcher que hacía que el equipo local se creciera. La Selección Española, por su parte, buscaba la desorganización defensiva e insistía por las bandas, con Iniesta muy peligroso por la izquierda.

Y por fin llegaba el momento más esperado por El Guaje. En el minuto 44’ del primer tiempo, David Villa marcaba de penalti tras una mano de Whitacker dentro del área. El de Tuilla igualaba así la marca de Raúl González con la Selección. 44 goles en 69 partidos, mejorando el promedio realizador del actual jugador del Schalke 04. Los más de 2000 aficionados españoles que allí se encontraron lo festejaron como si de una final se tratara.

Tras el descanso, llegaba el segundo de España. Iniesta marcaba el 0-2, tras un rechace del guardameta rival. El partido parecía sentenciado pero a los tres minutos Escocia cogía por sorpresa a la defensa española y, tras un centro de Miller, Naismith remataba, dejando a Iker Casillas sin posibilidades. Por si fuera poco, Piqué empataba el partido con un gol en propia puerta cuando trataba de rechazar un tiro de Morrison. El público se estremecía y Del Bosque por fin se levantaba a dar instrucciones.

Antes del último cuarto de hora, Pablo Hernández y Fernando Llorente substituían a Cazorla y Silva para tratar de dar más profundidad al juego. Escocia se había encerrado arriba y España se había atascado. Y como sucedió en Salamanca, el jugador del Athletic de Bilbao marcaba, esta vez por abajo, tres minutos después de pisar el terreno de juego, convirtiéndose en el máximo goleador de la fase de clasificación para el Europeo. En los minutos finales, la tensión se palpaba en el ambiente. Los de Vicente Del Bosque tenían que mantener el resultado y Escocia tratar de empatar. En su empeño por conseguirlo, Withaker era expulsado, por doble amonestación, tras una entrada a Ramos.

España vuelve a casa con 9  de los puntos posibles de cara a la fase de clasificación para la Eurocopa de 2012. David Villa, además, iguala a Raúl, hasta ahora el máximo realizador de La Roja. El próximo partido será el 25 de marzo frente a la República Checa. Hasta entonces, solo un amistoso frente a Portugal el 17 de noviembre. Merecido descanso el de la Campeona del Mundo. 

El Sevilla pincha en Zaragoza

>> Valencia, Athletic Club, Osasuna, Mallorca, Almería y Zaragoza vencieron en casa. Los maños salen del descenso dejando este puesto al Valladolid. El Málaga empató a cero ante el Deportivo en el peor partido de la jornada.

David Pérez Pacios 8/02/2010

Llorente fue el héroe de San Mamés. Flickr, Kwmrm93

Zaragoza 2 – Sevilla 1

El Sevilla perdió en la Rosaleda y abandona los puestos de Champions League en los que se mete el Mallorca. Jiménez dio descanso a jugadores titulares como Navas, Renato o Perotti pensando en la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey. Contini abrió la cuenta en la primera mitad. Kanouté contestó al gol del central maño haciendo el empate, pero antes del descanso Negredo con la cabeza anotó en propia puerta el gol de la victoria local.

Valencia 2 – Valladolid 0

El Valencia se aferra a la tercera posición tras la fácil victoria ante el Valladolid en el que debutaba Onésimo como técnico. Banega fue el mejor de un partido que dominó de principio a fin. En el minuto ocho adelantaba a los ches con un zapatazo desde la frontal y a la media hora de partido ponía un balón a la cabeza de Villa para que el asturiano sentenciara el encuentro. Justo Villar evitó la goleada de los de Emery.

Athletic Club 3 – Xerez 2

Los leones bilbainos sufrieron para remontar en San Mamés ante los de Gorosito. La perla de Lezama, el joven Muniaín adelanto a los suyos al inicio del partido, pero antes del encuentro Moreno, en dos ocasiones, daba la vuelta al marcador. Llorente empató en el ecuador de la segunda mitad y consiguió los tres puntos para su equipo en el minuto 85. El Athletic se acerca a Europa y el Xerez se mantiene como colista.

Osasuna 1 – Tenerife 0

Cuarta triunfo consecutivo para los de Camacho que les permiten afianzarse en la mitad de la tabla. Aranda al inicio de la segunda mitad batió la meta de Aragoneses, que sin duda, fue el mejor del partido, evitando la goleada rojilla. Los fallos defensivos de los insulares hicieron que los tres puntos se quedaran en el Reyno de Navarra. Los chicharreros continúan en puestos de descenso a 2º División.

Mallorca 1 – Villareal 0

El central portugués Nunes ha conseguido con su tanto a diez minutos del final la décima victoria consecutiva en el Ono Estadi para los de Goyo Manzano, que se cuelan en puestos de Champions League. Juan Carlos Garrido, debutante en el banquillo amarillo no pudo evitar la derrota pese a que Joseba Llorente y Nilmar tuvieron claras ocasiones en la primera mitad para sobrepasar el arco defendido por Aouate.

Almería 3 – Sporting 1

En el minuto diez Chico sacaba bajo palos un balón con la mano. Penalti y expulsión. Diego Castro convertía la pena máxima adelantando al Sporting. Crusat instantes después subía las tablas en el marcador. Antes del descanso Cisma ponía por delante a los locales y en el 80 Guilherme cerraba la cuenta. Barral se autoexpulsó agrediendo a un rival y Gregory vio la roja tras encararse con un recogepelotas, ambos en la recta final del encuentro.

Málaga 0 – Deportivo 0

El encuentro mas soso de la jornada se vivió en la Rosaleda. Mitilga volvió a jugar con una máscara en la cara tras el codazo sufrido por Crisitano Ronaldo hace dos jornadas. En el 34 Pablo Álvarez recibió su segunda amarilla y por tanto la roja tras tirarse y simular un penalti en el área defendida por Munúa. Desde este instante el Depor se cerró y el Málaga apenas atacó, aunque estuvo a punto de marcar por medio de Duda que envió un balón a la madera.