Real Madrid, el Rey de la Copa

El pasado 19 de febrero el Palau Sant Jordi fue testigo de la 76ª final de la Copa del Rey, un enfrentamiento entre los dos equipos más laureados en la historia de la competición. El Real Madrid hizo la hombrada  llevándose su título número 23 venciendo a su acérrimo rival.
Alejandra Romo
Después de 26 años, la ciudad de Barcelona fue testigo por 10ª ocasión de la final de la Copa del Rey, torneo que comenzó a disputarse con el nombre de Copa de España a partir de 1933.
La Copa del Rey fue  la primera competición de baloncesto en la que se enfrentaban todos los clubes de España, ya que la Liga Nacional no fue creada hasta la temporada 1956-1957.  Con la dictadura de Franco, el torneo se rebautizó como Copa del Generalísimo, siendo llamado así hasta  1977 cuando el campeonato recibió la denominación actual de Copa del Rey.
Este año el Real Madrid tenía todo puesto para lograr una victoria histórica después de 19 temporadas de no haber levantado la Copa. Tenía la oportunidad de quitarle el título al actual campeón en su casa, se convertiría en el máximo
ganador de la competición en lo que va de su historia y, además,  tenía como rival a un inmejorable antagonista,  a su máximo rival, el Barcelona.
El Real Madrid, el Barcelona y el Caja Laboral  repetían su participación del año pasado. Lagun Aro  hacía su debut, y Banca Cívica Sevilla, Lucentum Alicante, Mad Croc Fuenlabrada y Unicaja Málga regresaban a disputar la Copa.
La final de la Copa del Rey se disputa a un partido, con un sistema final a ocho, siendo los equipos participantes los siete mejores equipos de la Liga ACB al término de la primera vuelta de la competición,  junto con el mejor conjunto de la ciudad anfitriona.
Después de tres días de competición llegó el día de la final de la Copa 2011- 2012. El clásico se hacía presente y los equipos de Pablo Laso y Xavi Pascual se veían las caras ante 15.128 aficionados que imponían récord al ser la mayor asistencia de público de la historia de la Copa del Rey.
El Real Madrid no desconfió de sus principios deportivos y salió a jugar un baloncesto ofensivo, característico del sistema de Laso. El equipo blanco se fue al descanso con 9 puntos de ventaja, puntos que parecieron esfumarse a cinco minutos de finalizar el tercer cuarto, cuando Erazem Lorbek encestó un triple y puso al Barcelona a sólo un punto de diferencia. El Real Madrid no renunció a lo que, hasta ese momento, les había funcionado y teniendo como líder en los últimos minutos a Carlos Suárez recuperó  la ventaja.
Por parte del equipo azulgrana, Juan C. Navarro no tuvo su mejor partido y con  16 puntos y 5 asistencias no pudo evitar el ¨Barcelonazo¨, en uno de los mayores acontecimientos anuales del deporte español.
El triunfo del Real Madrid tuvo como protagonista a el base español Sergio Llull que con 23 puntos y 5 asistencias fue nombrado MVP de la Copa del Rey 2012. El Real Madrid venció al Barcelona con un marcador de 91 a 74 convirtiéndose, así, en el líder ganador de títulos en la competencia… en el Rey de la Copa.