Crisis económica

Alemania aplica el “kurzarbeit” para salvar empleos

El programa de subsidios alemán pretende reducir el número de despidos

 

La canciller Angela Merkel. Foto: Flickr – World Economic Forum

El Gobierno de Angela Merkel decide hacer uso del programa de subsidios que su coalición aprobó en el año 2009 a fin de no perjudicar a los empleados que se han visto en situación de despido. Por su parte, el PSOE decide tomar ejemplo y propone una “intervención masiva” del Estado en contra de la crisis.

La economía Alemana se mantiene. A pesar de verse envuelta en la tan conocida crisis económica, el gobierno alemán ha sabido como contrarrestar algunos de los problemas que se les han venido encima. Un ejemplo de ello fue la bajada del Producto Interior Bruto (PIB) en el año 2009. La caída fue concretamente del 5%, y a pesar de  suponer un duro golpe, la coalición entre la Unión Demócrata Cristiana (CDU), con Angela Merkel al frente, y el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) decidió tomar cartas en el asunto. De esta forma, aprobaron un proyecto al que llamaron “Kurzarbeit”, ideado fundamentalmente para reducir el número de despidos en las empresas.

El “Kurzarbeit” consiste básicamente en disminuir total o parcialmente las horas que trabaja el empleado de una empresa, una vez que ésta ha solicitado aplicar este sistema por problemas económicos o de gestión. De esta forma, se reduce el sueldo del trabajador en un 60% o 67% , dependiendo de las cargas familiares, recibiendo el resto del salario por parte del Estado. Así, el “desempleado” sigue trabajando (aunque menos horas) y no es el Estado el que se hace responsable de todo el sueldo que reciben estas personas. Algunos políticos han calificado al sistema como “receta contra el paro”.

El único inconveniente que conlleva la aplicación de este plan de subsidios es la necesidad de realizar trabajos especializados, es decir, con sueldos acordes con la productividad. Esto quiere decir que en el caso de España, la explosión de la burbuja inmobiliaria habría tenido las mismas consecuencias, ya que la destrucción masiva de empleo que se produjo en ese entonces fue básicamente con respecto a oficios de escasa especialización.

Por su parte, el PSOE ha querido también aplicar algún tipo de medida que ayude a la regeneración de empleo en España, por lo que el domingo 5 de mayo propuso alguna que otra solución que acabaría parcialmente el asunto del paro. Entre estas medidas se encuentran la inyección de 30.000 millones para reactivar la economía, 10.000 para auxiliar a las familias que se ven obligadas a abandonar su vivienda, que el porcentaje de gasto público de I+D+i no compute como déficit y aplicar el “kurzarbeit” para paralizar de alguna manera los despidos que se están llevando a cabo.

 

Adriana Ruiz Rincón

@adriruiz_93


Coméntalo en redes sociales